El PSOE afronta dividido una semana decisiva para ver qué hace en la investidura

El Comité Federal deberá decidir el sentido del voto de sus 85 diputados en la sesión de investidura. Tanto el 'no' a Rajoy como la abstención provocarán profundas cicatrices en el seno de la familia socialista

El presidente de la Comisión Gestora del PSOE, Javier Fernández, ha presidido la reunión del grupo este martes en el Congreso /C.A.
El presidente de la Comisión Gestora del PSOE, Javier Fernández, ha presidido la reunión del grupo este martes en el Congreso /C.A.

El PSOE encara, con incertidumbre y el partido dividido, una semana crucial en la que su Comité Federal tiene que decidir si opta por una abstención que facilite la investidura de Mariano Rajoy o conduce al país a las terceras elecciones.

La gestora que encabeza Javier Fernández se va a reunir este martes, para convocar la reunión del máximo órgano del partido, que todo apunta que será el domingo, día 23, en vísperas de la ronda de consultas del Rey con los partidos.

Después de la dimisión de Pedro Sánchez como secretario general y de que la gestora tomara las riendas de partido, cobró fuerza la hipótesis de la abstención para evitar que hubiera nuevos comicios. Sin embargo, a pocos días del Comité Federal, ningún dirigente territorial ha defendido en público la abstención en las dos últimas semanas, aunque sí lo han hecho algunos cargos como Ramón Jáuregui, Elena Valenciano o Soraya Rodríguez. Javier Fernández ha subrayado que la peor salida para el PSOE sería volver a las urnas porque el PP vería reforzada su mayoría parlamentaria, si bien no ha hablado de forma expresa de abstenerse.

Enfrente, se han situado algunos dirigentes territoriales que apoyaban a Sánchez, con el reelegido líder del PSC, Miquel Iceta, a la cabeza, y diputados como Patxi López, que defienden abiertamente mantener el no a Rajoy y, en caso de que se opte por la abstención, someterlo a la consulta de la militancia.

La gestora no tiene intención de hacer ninguna propuesta al Comité Federal sobre si votar en contra de la investidura del presidente del Gobierno en funciones o facilitar su reelección con la abstención.

Según Ferraz, el cometido de la dirección interina es solo preparar la reunión del máximo órgano, puesto que es éste el que tiene que debatir y adoptar la decisión en última instancia.

Los diputados del PSC y otros afines a Sánchez han garantizado de que votarán en contra aunque el Comité Federal acuerde la abstención y a pesar de la advertencia de la gestora de que tienen que acatar la disciplina de voto, empezando por Sánchez.