Jueves. 23.11.2017 |
El Tiempo
Ceuta Actualidad

BULLYING EN LOS COLEGIOS E INSTITUTOS

Cuando ir a clase se convierte en un infierno

Alumnos en un colegio de la ciudad /C.A.
Alumnos en un colegio de la ciudad /C.A.

La Dirección Provincial de Educación tiene previsto poner en marcha para el próximo curso un protocolo contra el acoso escolar específico para los centros educativos de la ciudad. 

Cuando ir a clase se convierte en un infierno

El acoso escolar o bullying es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado tanto en el aula como a través de las redes sociales (ciberacoso).

En los últimos años, por desgracia, se está convirtiendo en un concepto muy utilizado y denunciado por parte de jóvenes que aseguran padecerlo.

Según expertos en la materia, es un término "muy delicado" que hay que saber identificar ya que no todas las conductas negativas entre jóvenes que se lleven a cabo en un centro de estudios son acoso escolar. "Una pelea entre compañeros o una discusión más acalorada de lo normal de manera puntual no puede considerarse bullying".

En Ceuta los colegios e institutos no cuentan, de momento, con un protocolo contra el acoso escolar que puedan aplicar como referente. Sí está en marcha un Plan de Convivencia que de manera independiente aplican todos y cada uno de los centros según las necesidades que tengan, y que se puso en marcha en 2006.

El Plan Director para la Convivencia y mejora de la seguridad en los Centros Educativos y sus entornos es un programa bilateral entre el Ministerio del Interior y el Ministerio de Educación que se aplica en los diferentes colegios e institutos y del que ya se han beneficiado miles de alumnos.

En este Plan participan agentes de la Policía Nacional, Guardia Civil y Policía Local, cada uno con su temática específica imparten charlas y talleres destinados a concienciar sobre el acoso escolar.

La Policía Nacional se centra en el acoso escolar y la violencia de género, la Guardia Civil trata los riesgos de Internet, el ciberbulling y el ciberaco, y la Policía Local trabaja la prevención de drogas y alcohol entre los jóvenes.

Esta iniciativa ya ha alcanzado a más de 1.700 alumnos de Primaria y ESO en el último año. Además, se han realizado grupos de charlas formativas para adultos y para las asociaciones de madres y padres, que así lo han solicitado.

A través de diferentes charlas y talleres los alumnos y adultos van adquiriendo de manera subliminal conocimientos que les van a ayudar a actuar en caso de acoso escolar, así como a detectar y solventar el problema.

 

La labor del docente

La labor del docente es imprescindible para trabajar en la promoción, concienciación y educación del alumno. Por ello, la formación que el profesorado recibe sobre la materia es constante. En los últimos años son numerosos los cursos y seminarios a los que han acudido tanto en Ceuta como en la Península.

Por citar algunos ejemplos, en octubre de 2016 se celebró en la ciudad un seminario de sensibilización al que acudieron más de 100 docentes de fuera: "Prevención y detección de racismo, xenofobia e intolerancia en el aula, propuestas para mejorar la convivencia escolar".

En el mismo mes se llevaron a cabo, también en Ceuta, las jornadas de intercambio de experiencias y buenas prácticas docentes en infantil y primaria.

Destacar el programa MUS-E destinado a fomentar a través del arte la mejora de la cohesión social y la motivación para la mejora de los aprendizajes y el fomento de la inteligencia emocional, la capacidad de liderazgo y su aplicación en el aula.

Todas iniciativas que buscan, entre otros fines, fomentar la convivencia entre el alumnado.

Para el curso que viene la Dirección Provincial ya tiene en mente nuevos proyectos encaminados a objetivos similares. El plato fuerte va a ser la puesta en marcha de un protocolo básico para prevenir el acoso escolar específico para Ceuta y que se sumará al Plan de Convivencia actual y a las diferentes actividades emprendidas para concienciar al alumno. 

 

Un docente, contra el acoso escolar

El Gobierno quiere implantar en los colegios e institutos de toda España una nueva figura que velará para que no haya conflictos ni acoso escolar. Se trata del mediador o jefe de convivencia, un profesional con dispensa para dedicarse a esta tarea en exclusiva al que estudiantes, padres y profesores podrán acudir si se produce cualquier problema en el entorno de la escuela.

Tendrá la responsabilidad, además, de «sensibilizar» a la comunidad educativa y de «garantizar el cumplimiento del protocolo de detección e intervención en casos de violencia», según se recoge en el borrador del Plan Estratégico de Convivencia Escolar, un proyecto con 75 medidas para combatir el bullying y fomentar el respeto en las escuelas. El documento se lo explicará el jueves el ministro Íñigo Méndez de Vigo a los consejeros autonómicos durante la Conferencia Sectorial de Educación.

 

Dos casos de acoso en Ceuta

En los últimos años en Ceuta los casos de acoso más sonados han sido dos. El primero ocurrió en abril de 2016 en el que cinco adolescentes le dieron una paliza a una menor de 12 años en el recreo del "Siete Colinas".

La menor recibió golpes en el cuello, hombro, espalda y perdió cuero cabelludo. Al parecer, las agresoras llevaban tiempo intimidando a la agredida. 

El segundo caso se produjo en febrero de 2017 cuando una menor recibía una paliza por parte de un grupo de cuatro compañeras cerca del instituto. 

Aunque parezca lo contrario, hoy en día no hay más casos de acoso escolar que antes, lo que ocurre es que las nuevas tecnologías están ayudando a difundirlos y visibilizarlos en tiempo real, cosa que antes no ocurría, así lo constatan las estadísticas. 

 

 

 

 

Cuando ir a clase se convierte en un infierno