"SOLUCIONES ADICIONALES" EN LA JUNTA LOCAL DE SEGURIDAD

La Ciudad alerta de boicots contra el tráfico rodado en la frontera durante el Ramadán y el Paso del Estrecho

Las autoridades municipales creen que ésta será la reacción que las organizaciones dedicadas al comercio del bulto ofrecerán a las medidas adoptadas para reordenar el tránsito de mercancías a través del paso fronterizo.

Cola de vehículos en tránsito hacia la frontera de El Tarajal/ C.A./ARCHIVO
Cola de vehículos en tránsito hacia la frontera de El Tarajal/ C.A./ARCHIVO

El Gobierno local maneja la certeza de que las organizaciones dedicadas al comercio del bulto provocarán colapsos en el tráfico de vehículos a través de la frontera durante la festividad del Ramadán y a lo largo de los meses de vigencia de la operación Paso del Estrecho. “Estamos absolutamente seguros de que estos problemas se van a producir”, ha aseverado este viernes el portavoz del Gobierno, Jacob Hachuel.

El incremento en el tránsito rodado durante el Ramadán, fechas en las que tradicionalmente las familias separadas por la frontera se reúnen para celebrar la fiesta, es el primer reto que se han planteado las autoridades. La Ciudad mantiene el argumento de que existen intereses orientados a boicotear las medidas adoptadas por las autoridades españolas para reordenar el tráfico de mercancías a través de la frontera. Según el Gobierno local, quienes promueven esta estrategia están decididos a “torcer el brazo” de las autoridades.

La queja de los responsables municipales no es nueva. El temor a un boicot ya fue denunciado meses atrás por el mismo Hachuel, aunque la proximidad de la puesta en marcha del Paso del Estrecho ha incrementado la inquietud en la Ciudad. El Gobierno ya ha adelantado que la Junta Local de Seguridad considerará esta amenaza cuando se reúna para organizar el paso de los marroquíes que retornan a su país para disfrutar de sus vacaciones estivales y adoptará “soluciones adicionales”.

Los embotellamientos que casi a diario sufre la nacional 352 en sentido a la frontera se han convertido en el efecto colateral de la aplicación de las medidas adoptadas para regular el paso a pie de los porteadores. La apertura de El Tarajal II ha tenido como consecuencia que buena parte de la mercancía que deja de transitar a través de este paso se transporte ahora en vehículos por la frontera.