Miércoles. 23.08.2017 |
El Tiempo
Ceuta Actualidad

LA CRISIS FRONTERIZA CREA UN PROBLEMA POLÍTICO A LOS POPULARES

El PP, atrapado en El Tarajal

Cargos públicos del PP ceutí conversan antes del inicio de una rueda de prensa (C.A./ARCHIVO)
Cargos públicos del PP ceutí conversan antes del inicio de una rueda de prensa (C.A./ARCHIVO)

La dirección de la crisis fronteriza generada por la presión migratoria ha dejado a la Delegación del Gobierno, y por extensión al PP, enfrascado en su defensa, en una situación desairada. 

El PP, atrapado en El Tarajal

La oposición utiliza la inmigración “incontrolada” como un arma para desgastar al Gobierno. El Partido Popular ha comenzado a responder a las críticas que ha suscitado la gestión de la crisis en la frontera dirigida por administración de Mariano Rajoy.

Los populares ceutíes han difundido este mismo jueves un comunicado de prensa cuya defensa de las decisiones adoptadas por el delegado del Gobierno, Nicolás Fernández Cucurull, se focaliza a través de reproches lanzados contra la dirección de Podemos en la ciudad. La formación morada solicitó formalmente la dimisión de Fernández Cucurull. “No solo se pretende criminalizar al delegado como responsable político, también a las fuerzas de la Policía Nacional que se vieron sorprendidas por la avalancha de inmigrantes a las que no dudan en calificar de violentas”, acusa el PP en su nota.

La reacción de los populares locales, “dedicada” en este caso a Podemos, aparece como un síntoma del desconcierto en el que los sucesos del pasado día 7 han sumido a la formación conservadora. Una delicada coyuntura que va más allá del ámbito local.

Responsables y cargos públicos nacionales de PSOE, Ciudadanos y Podemos han criticado la conducción de la crisis y, concretamente, las declaraciones y decisiones adoptadas por Fernández Cucurull. Los socialistas ya han solicitado la comparecencia del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, para que ofrezca detalles sobre los incidentes del pasado lunes en el paso fronterizo de El Tarajal.

El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha censurado como el “reconocimiento de un fracaso” la decisión del Gobierno de cerrar la frontera al paso de mercancías. La coordinadora de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, se expresaba con esta contundencia en las redes sociales: “En un país avanzado este señor (Fernández Cucurull) hubiera dimitido ya por mentiroso y por xenófobo”.

 

La reacción de los populares

El silencio del delegado del Gobierno transcurridos cuatro días desde los sucesos de El Tarajal y del presidente de la Ciudad, Juan Vivas, -cuyo Gobierno sólo se ha manifestado requerido por los periodistas a través de su consejero de Gobernación, Jacob Hachuel- no ha hecho si no abandonar al PP a una posición desairada.

Los conservadores son conscientes de que buena parte de su crédito, sobre todo entre su electorado local, está sobre el tapete. Garantizar la fidelidad de los suyos pasa por exhibir ante los suyos una imagen de solidez y fuerza. Pero, de momento, no parece que los populares cuenten con una buena mano.

El partido localista MDyC y las direcciones ceutíes del PSOE y Ciudadanos no han tardado en cuestionar las directrices marcadas por la Delegación del Gobierno.

 

Bravo, con Fernández Cucurull

Uno de los cargos públicos populares que, a solicitud de Ceuta Actualidad, se ha pronunciado sobre esta crisis fronteriza ha sido el diputado al Congreso por Ceuta, Juan Bravo. El parlamentario, en la línea del comunicado difundido por los populares ceutíes, insiste en la necesidad de respaldar a los cuerpos y fuerzas de seguridad.

La principal línea argumental continúa siendo la defensa a ultranza de la estrategia seguida por la Delegación del Gobierno. Bravo recurre a una insólita referencia deportiva para restar importancia a las censuras recibidas por Fernández Cucurull: “Desde el momento en el que criticamos a deportistas como Contador, ¿cómo no vamos a recibir críticas los políticos?”.

El diputado lamenta la falta de respaldo que, a su juicio, ha recibido el delegado del Gobierno ceutí del resto de formaciones políticas. “En lugar de criticar, quien sepa lo que hay que hacer, que lo diga: el delegado debería recibir apoyos y propuestas”, ha reclamado.

La defensa de Fernández Cucurull alcanza también al argumento utilizado por el delegado que mayores censuras le ha procurado: la violencia con la que, según dijo, se condujeron los subsaharianos que el lunes entraron en la ciudad a través del paso de El Tarajal. “Cuando el delegado sale defendiendo a las fuerzas de seguridad acierta, igual que cuando explica que muchas de las personas que intentan pasar por la frontera lo hacen con agresividad, lo que es humano porque vienen desesperados, pero, desde luego, no son personas que lleguen llamando a la puerta”, sostiene.

 

El vídeo

El vídeo publicado por varios medios de comunicación, en el que se muestra con detalle lo sucedido en el paso de El Tarajal, ha colocado en un brete a Fernández Cucurull, quien, antes de la difusión de las imágenes, había atribuido un comportamiento violento a los subsaharianos durante el incidente.

La grabación muestra al grupo de 187 migrantes atravesando a la carrera el paso fronterizo sin mirar atrás mientras un policía los recibe a porrazos y otro intenta detenerlos a puntapiés. Éste último sufrió una rotura de tibia y peroné cuando trataba de propinar una patada a uno de los subsaharianos. Fernández Cucurull atribuyó sus heridas a una conducta agresiva de los migrantes.

Lo explícito de las imágenes no impide, pese a todo, que el PP ceutí aporte su propia interpretación sobre lo sucedido. “Las imágenes captadas por las cámaras instaladas en el puesto fronterizo dan fe de lo sucedido y solo la demagogia más retorcida puede calificar de violenta la actuación de los agentes frente a la tromba humana”, señalan los populares en su comunicado. 

El PP, atrapado en El Tarajal