Miércoles. 20.09.2017 |
El Tiempo
Ceuta Actualidad

LOS DATOS PARA LOS DOS AÑOS ANTERIORES REFLEJABAN MAGNITUDES DEL 42%

Las pérdidas de agua en la red superaron el 46% el pasado año

Imagen del pantano de El Renegado (C.A.)
Imagen del pantano de El Renegado (C.A.)

El volumen de pérdidas crece con respecto a los dos años anteriores aunque ha menguado notablemente desde 2008, año en el que el porcentaje de agua sin utilizar alcanzó el 60%.

Las pérdidas de agua en la red superaron el 46% el pasado año

Las pérdidas de agua en la red de distribución de Ceuta superaban el 46% en 2016. En este ejercicio se superaron los registros de los dos años anteriores, con porcentajes por encima del 42%, según datos facilitados por el Gobierno local a la formación MDyC.

Este volumen de pérdidas supone, con todo, una reducción notable respecto de las que se registraban en el año 2008, fecha en el que porcentaje de agua sin utilizar se elevaba al 60,78%.

Las diferencias entre el volumen de agua facturado y el suministrado tienen su origen en el deterioro de la red de distribución, aun a pesar de las actuaciones para su mejora acometidas en los últimos tiempos, y los suministros que dejan de cobrarse.

“Se está dilapidando un recurso tan caro de producir como es el agua, y eso resulta inadmisible”, protesta el portavoz de la asociación ecologista Septem Nostra, José Manuel Pérez Rivera. El conservacionista mantiene que un sistema verdaderamente eficiente no debería registrar pérdidas por encima de un 5% o un 10%.

Esta situación convive con la polémica política suscitada después de que el Gobierno local resolviese incrementar en 1,8 millones de euros la dotación del contrato que la Ciudad suscribió en su día con la empresa Cadagua para la explotación de la planta desalinizadora de agua. La oposición recordó que el contrato estableció en su día como gasto máximo el de 5,9 millones de euros, montante que asegura se ha superado.

Caballas critica que se haya acometido este incremento del contrato a pesar de que las reservas de los pantanos alcancen un 80% de su capacidad. El Gobierno de Vivas replica que esa situación de los embalses se debe a las aportaciones de la desalinizadora.

Las pérdidas de agua en la red superaron el 46% el pasado año