UGT asegura que detectó ciertas irregularidades organizativas y económicas en Servicios Tributarios

El sindicato reclama al Organismo Autónomo de Servicios Tributarios que se retrotraiga a lo dispuesto en la relación de puestos de trabajo  de 2007.

Sede del Organismo Autónomo de Servicios Tributarios/ A.S.
Sede del Organismo Autónomo de Servicios Tributarios/ A.S.

UGT exige a los responsables del Organismo Autónomo de Servicios Tributarios que se retrotraiga a lo dispuesto en la Relación de Puestos de Trabajo  de 2007 (RPT) y explica que si las circunstancias organizativas del organismo han ido variando, “queremos que se sigan los trámites pertinentes respetando la legalidad para que los puestos susceptibles de modificación sean negociados”.

El pronunciamiento sobre este asunto por parte del sindicato llega por la denuncia pública hecha por MDyC en relación a este organismo autónomo. En nota de prensa, UGT asegura que se pronuncian con "la intención que los trabajadores se vean perjudicados los trabajadores”.

El sindicato relata que tras varias reuniones con el gerente de Servicios Tributarios “detectamos ciertas irregularidades organizativas y económicas”, ante lo cual  las tres centrales sindicales se dirigieron por escrito al gerente, en el que le solicitaban que se retrotraiga a la RPT de 2007, que fue legalmente aprobada. En la petición se le habla de una serie de modificaciones organizativas que se habían efectuado y que se habían ejecutado de forma arbitraria, contraviniendo la mencionada lo establecido en la RPT, “entendiéndolas como ilegales”.

Con los cambios, según entienden los sindicatos, se ha creado una situación de indefensión para el personal del organismo autónomo.

UGT califica de laxas las declaraciones de MDyC, al entender que “las irregularidades denunciadas son muy serias y podrían incurrir en la comisión de algún delito”. UGT recuerda que fue el propio gerente del OAST  el “que nos la facilitó la información”, por lo que la entendemos como veraz.

Tras ello, el sindicato asegura en su nota, se dirigieron por escrito a la consejera de Hacienda, Susana Román, que respondió informando que le había solicitado al gerente explicaciones sobre nuestra petición a la mayor brevedad posible.  Este hecho se produjo en el mes de julio, aunque hasta el día de hoy no se ha obtenido respuesta alguna.

Para UGT, la situación que está sufriendo el OAST es bastante preocupante “y lo que queremos evitar por todos los medios es que los trabajadores se vean salpicados por una gestión arbitraria y cortijera”, dice en la nota.