EL PARTIDO SEÑALA A FOMENTO

Ciudadanos ratifica ante la juez su denuncia por el pago de pistas deportivas que no fueron instaladas

Los dirigentes de la formación naranja insisten en que la Ciudad abonó 10.000 euros por la instalación de unas pistas que no llegaron a las barriadas. “Que posteriormente algunas se hayan colocado no hace sino poner en evidencia que esas certificaciones se firmaron en falso en su día", sostiene el diputado a la Asamblea por Ciudadanos, Javier Varga. 

El diputado Javier Varga, a la salida del Palacio de Justicia/ANTONIO SEMPERE
El diputado Javier Varga, a la salida del Palacio de Justicia/ANTONIO SEMPERE

La titular del Juzgado de Instrucción número 6 ha tomado declaración este martes a los representantes de Ciudadanos a propósito de la denuncia planteada por el partido en relación con la presunta comisión de irregularidades en el expediente de adquisición y colocación de pistas deportivas en distintas barriadas. La coordinadora de la formación, Karima Aomar Dadi, y el diputado por la Asamblea, Javier Varga, se han ratificado en la denuncia que plantearon en julio ante la Fiscalía.

Ciudadanos planteaba sus dudas en torno al contrato de las pistas que habían de instalarse en Erquicia, Sidi Embarek, Vicedo Martínez, Benítez y Loma Colmenar. Según la denuncia formalizada por el partido, las pistas habían sido abonadas por la Ciudad pero no instaladas.

El partido arguye que la transacción está avalada por un acta que aparece firmada por el consejero de Fomento, Néstor García, un técnico de la empresa municipal Obimace y un representante de la empresa adjudicataria del suministro. “Que posteriormente algunas se hayan colocado no hace sino poner en evidencia que esas certificaciones se firmaron en falso en su día, que se dijo que se había hecho una cosa que en realidad no se hizo”, ha señalado Varga a la entrada a los juzgados.

El precio del contrato ascendía a 89.000 euros. Ciudadanos cifra en 10.000 euros el coste del trabajo de instalación de las pistas que asegura quedó sin ejecutar.