Guerra abierta en el PSOE

El sindicalista Juan Gutiérrez, vinculado por un diario digital a una presunta alteración del censo del PSOE, arremete contra Sandra López, portavoz de la plataforma de apoyo a Susana Díaz.

El sindicalista Juan Gutiérrez/ C.A.
El sindicalista Juan Gutiérrez/ C.A.

Las aguas continúan bajando turbias en el PSOE. A las críticas lanzadas por el secretario general del partido, Manuel Hernández, contra Sandra López, promotora de la plataforma en apoyo a Susana Díaz, se suman ahora nuevos reproches.

En un comunicado, el sindicalista de UGT y militante socialista Juan Gutiérrez también ha arremetido contra López, a la que acusa de “malmeter” y “dividir” el partido. Gutiérrez se convirtió la pasada semana en el involuntario protagonista de una publicación del diario digital “Irispress”, que lo vinculaba a una supuesta manipulación en el proceso de recogida de avales y aseguraba su intervención en el incremento del censo del partido. El sindicalista ya ha anunciado que adoptará acciones legales contra la publicación.

Su réplica a las imputaciones formuladas contra su persona por el diario digital cita expresamente a López. Así, Gutiérrez defiende la legalidad del incremento en cien nuevos militantes experimentado por el censo del PSOE ceutí en el transcurso de un año.  “Si fuesen socialistas de corazón se alegrarían de que en su partido hubiera, en menos de un año, un aumento de más de cien afiliados que pagan rigurosamente su cuota; ¿dónde está el problema señora Sandra López?”.

A lo largo de todo el comunicado, los reproches de Gutiérrez se dirigen, sin mencionarlo explícitamente, a los dirigentes que, frente al secretario general del partido en Ceuta, han expresado su respaldo a la candidatura de Susana Díaz a las próximas primarias. Según el sindicalista, las acusaciones que le señalan son el resultado del “miedo” de quienes, a su juicio, advierten que no ganarán el próximo congreso local. “Tener perdido el congreso regional: ahí es donde está más el miedo –sostiene Gutiérrez- Ése es el punto principal que está llevando a todo esto, pues les importan poco las primarias nacionales”.

El sindicalista ha defendido la limpieza de su conducta –“he hecho mi trabajo sin ánimo de lucrarme”- y su labor en favor de la captación de avales para la candidatura de Pedro Sánchez. Gutiérrez reconoce, tal y como publicó “Irispress”, que envió un mensaje de voz a través de un grupo de Whatsapp para impartir instrucciones sobre la formación de avales. “Sí, yo he mandado un mensaje de voz, pero no ahi nada malo en ello; peor es llamar uno por uno a cada militante y preguntarle dónde vive para ir con su coche hasta la vivienda para pedir que se le firme el aval”, concluye el partidario de Sánchez.