HAMED Y DAOUD

Una sesión de gestos

El pañuelo palestino que ha lucido la diputada Fátima Hamed durante la sesión plenaria de la Asamblea y la decisión de la socialista Mayda Daoud de hacerse acompañar durante unos minutos por su hijo recién salido del colegio han sido los dos gestos más comentados de la jornada. 

Daoud, en la mesa a la derecha, acompañada de su hijo durante el pleno/ C.A.
Daoud, en la mesa a la derecha, acompañada de su hijo durante el pleno/ C.A.

fátima hamed con pañuelo palestinoFátima Hamed, durante una de sus intervenciones en el pleno/ANTONIO SEMPERE

La sesión plenaria celebrada este martes en el Palacio de la Asamblea no ha sido ajena a gestos políticos que iban más allá de los asuntos incluidos en el orden del día. El primero de ellos ha tenido por protagonista a la diputada de MDyC, Fátima Hamed, quien ha lucido durante todo el debate un pañuelo palestino rojo. La celebración del pleno coincidía, precisamente, con el Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino.

“Me gustaría saber qué hubieran hecho en mi situación los que tanto juzgan: ¿dejar a su hijo en el cole hasta las 14:50 horas que ha terminado la sesión? No creo, ¿no?”. Ésta ha sido la airada respuesta que la vicepresidenta de la Asamblea, la socialista Mayda Daoud, ha dedicado a las voces que han censurado que permaneciera junto a su hijo en el salón de plenos durante el último tramo de la sesión.

Daoud ha querido restar relevancia a un hecho que, sin embargo, se antoja inusual en una cámara de representación como la Asamblea de Ceuta y que ha sido interpretado como una manera de subrayar la necesidad de facilitar la conciliación de la vida familiar y profesional de las mujeres trabajadoras.