Sábado. 23.09.2017 |
El Tiempo
Ceuta Actualidad

Poner fin a la pobreza en todas sus formas

Este año, el mensaje en este Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza se centra en que esta no se mide solamente por la insuficiencia de ingresos, sino que se manifiesta en otros muchos factores, como al acceso restringido a la salud, la educación y otros servicios esenciales, o en la denegación de derechos fundamentales.

Poner fin a la pobreza en todas sus formas

Por ello, el mensaje de este 2016 es ‘De la humillación y la exclusión a la participación: Poner fin a la pobreza en todas sus formas’. Con este se solicita la puesta en marcha de mecanismos para intentar poner fin a la pobreza, pero en todas sus manifestaciones.

Hay que tener en cuenta también que la carencia material severa se mide en nueve indicadores que dejan por debajo del umbral de la pobreza a numerosas personas, como no poder permitirse ir de vacaciones al menos una semana al año, una comida de carne, pollo o pescado al menos cada dos días o mantener la vivienda con una temperatura adecuada; no tener capacidad para afrontar gastos imprevistos (de 650 euros); tener retrasos en el pago de gastos relacionados con la vivienda principal o en compras a plazos en los últimos 12 meses; y no poder permitirse disponer de un móvil, teléfono, televisor o lavadora.

Los datos oficiales muestran que el concepto ‘pobreza’ afecta a numerosas personas, ya que según se desprende de la Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística (INE), publicada hoy con datos de 2015, la tasa de riesgo de pobreza se sitúa en Ceuta en un 31 por ciento. El 46,3 por ciento de los hogares ceutíes no puede permitirse unas vacaciones fuera de casa al menos una semana al año.

Por otra parte, el Ministerio de Sanidad y Política Social reconoce en la introducción de su Plan de Acción 2009-2012 que “todas las personas con discapacidad, menores, jóvenes, mujeres y hombres, tienen un rasgo común: que en mayor o menor medida padecen un déficit de ciudadanía, dificultades para el ejercicio y disfrute de sus derechos tanto civiles, como políticos o sociales”.

Teniendo en cuenta estas realidades, hay numerosas personas con discapacidad que soportan estas dos formas de pobreza. Nos encontramos ante un grupo de personas con discapacidad más vulnerable que el resto y con un grado de dificultad mayor a la hora de conocer, disfrutar y ejercer sus derechos.

La ampliación del concepto ‘pobreza’ ayuda a abarcarla desde una perspectiva más amplia ya que visibiliza también a personas que sufren desigualdades de otro tipo pero que están relacionadas con este problema, para facilitar así combatirla en todas sus formas.

La erradicación de la pobreza que supone la exclusión es una labor de todos, ya que velar por los derechos de todas las personas es la mejor manera de luchar contra este problema social, es la mejor manera de caminar hacia la plena inclusión.

Poner fin a la pobreza en todas sus formas