LA PROTECCIÓN SE FIJÓ PARA UNA SEMANA

Los trabajadores de Trace niegan tener conocimiento de que se haya impuesto un plazo a la escolta policial en El Príncipe

El comité de empresa critica que las autoridades municipales no se hayan puesto en contacto con los trabajadores tras el atraco a mano armada del que fue víctima un grupo de operarios en la barriada el pasado sábado. 

Panorámica de El Príncipe/ ANTONIO SEMPERE
Panorámica de El Príncipe/ ANTONIO SEMPERE

Los trabajadores de la empresa de limpieza Trace han negado tener constancia alguna de que la escolta policial que la Ciudad les ha facilitado para desarrollar su trabajo en El Príncipe tenga fecha de caducidad. Patrullas de la Policía Local acompañan al camión de la basura desde el pasado domingo después de que un grupo de operarios sufriera un atraco a punto de pistola. Entonces, el consejero de Gobernación, Jacob Hachuel, aseguró que la medida se mantendría durante una semana.

“No tenemos constancia de eso porque, sencillamente, la Ciudad no se ha dirigido en ningún momento a nosotros”, protesta el presidente del comité de empresa, Francisco Mur. El representante de los trabajadores ha asegurado que Hachuel ha utilizado como interlocutores tan sólo a la dirección de Trace y a los medios de comunicación. 

El sindicalista ha precisado que los trabajadores no dejarán de prestar servicio en El Príncipe aun cuando se les retire la escolta, pero ha advertido de que el trabajo no se desempeñará en las mismas condiciones. Los operarios de Trace acuden a diario a la barriada a las 7.15 horas para evitar el caos circulatorio que ocasionarían los camiones en un horario más tardío. “Si nos retiran la escolta, lo que no vamos a hacer es subir a una hora a la que no hay nadie en las calles, así que lo haremos más tarde”, ha explicado Mur.

Mientras, el dirigente de Caballas, Mohamed Alí, ha puesto en cuestión la decisión de la Ciudad de escoltar a los trabajadores. “Es un anuncio falso que sólo busca calmar las aguas pero para que después no haya ningún cambio”, ha advertido. Según Alí, lo primero que habría que hacer es “generar un clima de seguridad general y también en El Príncipe, para que así los servicios públicos puedan trabajar con todas las garantías y con normalidad”.