Opiniones
Editorial

Responsabilidades

La investigación judicial abierta por el caso Emvicesa se ha traducido, hasta la fecha, en la detención de doce personas, entre ellas dos miembros del Gobierno y un diputado de la oposición. De momento, la reacción en el Palacio de la Asamblea sigue siendo renuente a la aceptación de responsabilidades políticas. ¿Decidirá Madrid?

Estar a la altura

La justicia ha levantado el silencio con el que la política se había empeñado en cubrir los escándalos que rodean a la gestión de la vivienda pública en Ceuta. La detención y posterior imputación de las consejeras Susana Román y Rabea Mohamed y del diputado de Caballas Mohamed Alí prefiguran, sin temor a incurrir en hipérboles, la mayor crisis de confianza en las instituciones públicas que se haya registrado jamás en la ciudad.

El caso

Antonio López, exgerente de Emvicesa detenido este martes por la Policía Nacional, debe de recordar con nostalgia la efusiva recepción que hace poco más de un año se le brindaba a la salida del Palacio de Justicia después de comparecer ante la juez. La seguridad de la que entonces hacía gala ha debido de tornarse incertidumbre tras su sonado arresto.

Brote

Caballas ha expresado su sospecha de que el Gobierno local silenció premeditadamente el brote de sarna registrado en la granja escuela de Obimasa. El diputado Mohamed Alí denunció el incidente este miércoles. La Ciudad no confirmó la existencia del brote hasta 24 horas después.

Marruecos avisa

Marruecos ha advertido a la Unión Europea de que dejará de constituirse en muro de contención de los flujos migratorios si sus intereses no son defendidos. La llamada de atención de las autoridades marroquíes invita a reflexionar acerca del modelo de regulación migratoria que España y sus socios europeos han forjado con países terceros.

El paso

La apertura del paso de El Tarajal II continúa siendo la referencia que exorciza cualquier crítica a la situación de explotación y abusos que viven los centenares de mujeres que a diario transitan por la frontera, doblegadas por el peso de los fardos y de la indiferencia.

Piedras

Las agresiones sufridas por bomberos y policías locales a manos de grupos de jóvenes violentos en Arcos Quebrados han vuelto a evidenciar las inusuales condiciones en las que algunos funcionarios públicos se ven obligados a desempeñar su labor. La incapacidad que a lo largo de los años han mostrado las autoridades para poner fin a los apedreamientos de bomberos, policías y empleados de la limpieza ha de constituir motivo de reflexión.

Una reflexión española

Los argelinos que residen en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes quieren irse. Las autoridades españolas sostienen que no pueden hacerlo y les imputan un “uso indebido” del derecho de asilo. Mientras, y ante la decisión de los norteafricanos de concentrarse en la Plaza de los Reyes, la ciudadanía se escandaliza y protesta por la ocupación de sus espacios públicos.

Terrorismo

La detención de dos individuos en El Príncipe y Villajovita acusados de formar parte de un grupo yihadista da cuenta de las estrechas relaciones que vinculan, en no pocas ocasiones, terrorismo y delincuencia común. Que tales cosas sucedan en Ceuta no resulta inusual aunque nunca deja de ser inquietante.

Conferencia

La presencia de Ceuta en el encuentro que el próximo día 17 mantendrán en Madrid los presidentes de las comunidades autónomas españolas ha generado elevadas expectativas. La denominada Conferencia de Presidentes ha sido presentada como el foro donde la ciudad puede reivindicarse y reclamar un lugar en el solar patrio.

Ni entendible, ni justificable

No es lógico que se provoquen fuegos para que acudan los Servicios de Extinción de Incendios como moscas a la miel. No es normal que se les preparen estas emboscadas. Y la pregunta es ¿por qué?, ¿qué fin persiguen? ¿Es diversión, maldad o aburrimiento? 

Permanezcamos atentos

Hay algo en el ambiente que no presagia nada bueno. Las reacciones a los incidentes del pasado 1 de enero en la valla o los comentarios suscitados por las manifestaciones públicas de los políticos Mohamed Alí y Fátima Hamed se antojan síntomas de una enfermedad que, en estado latente durante mucho tiempo, quiere ahora reivindicar su ponzoña con total desinhibición.

2017

Las expansiones festivas tienden a favorecer el optimismo. La convención que acepta el 31 de diciembre como el fin de algo que deja paso a un tiempo distinto y necesariamente mejor alienta, de manera indefectible, la decepción. ¿Ceuta será mejor en 2017? Digamos que a ello pueden oponerse dudas razonables.

¿Esto es Ceuta?

“Esto no es Ceuta”. La lamentación figuraba en un comentario deslizado por un ceutí en las redes sociales tras el asesinato de un joven de 18 años este martes en la calle Claudio Vázquez. La certeza de que las zonas más sombrías e inquietantes de la realidad nada tienen que ver con la ciudad sólo sirve para alentar una idea de Ceuta que existe exclusivamente en el imaginario de los más renuentes a aceptar que el municipio en el que viven es un lugar conflictivo.

Hay que saber dónde buscar

Durante la reunión pacífica de la pasada semana en la Plaza de los Reyes era habitual escuchar en los corrillos de gente que se echaba de menos la presencia de medios de comunicación nacional que contaran lo que está sucediendo en materia de seguridad en la ciudad. Es curioso escuchar estas afirmaciones ya que cuando en los medios nacionales sale algo “malo” de Ceuta esa misma gente se lleva las manos a la cabeza afirmando que “sólo sacan cosas malas de la ciudad”.

¿Ahora qué?

Una de las convocatorias públicas más secundadas de los últimos años ha puesto de manifiesto el poder de las redes sociales. 650 personas, según las estimaciones oficiales, se han reunido este sábado para hacer patente su malestar por lo que entienden como un deterioro progresivo de la seguridad en las calles. ¿Y ahora qué?

Hablen

La bola de nieve crece. El clima creado en torno a la inseguridad en la ciudad va camino de causar un auténtico cisma entre los ciudadanos y las autoridades. La relación de sucesos va en aumento mientras los responsables públicos callan. La manifestación convocada para el próximo sábado ante la Delegación del Gobierno servirá de contraste para precisar la dimensión del problema.

La visita

La entrada en la ciudad de más de 400 jóvenes subsaharianos ha dado pie a una reacción inusual de las autoridades españolas. El Ministerio del Interior ha enviado con carácter de urgencia a la ciudad al secretario de Estado para la Seguridad, José Antonio Nieto, actitud insólita si se considera que estos episodios migratorios no resultan nada infrecuentes en esta parte del mundo.

El desliz

La existencia no es sino una sucesión de caídas de las que, para sobrevivir, resulta imprescindible reponerse. El ser humano no puede sucumbir al desánimo y, por numerosos que sean los resbalones y los golpes, ha de continuar camino. Exactamente lo mismo que acaece en el Paseo del Revellín o en la calle Real durante un día de lluvia.

Sobre inseguridad

La inseguridad es, en ocasiones, una percepción subjetiva. Éste es el argumento que suelen emplear los representantes del Gobierno central en Ceuta cuando, de tiempo en tiempo, los medios dan cuenta de una sucesión de altercados y hechos delictivos que los ciudadanos interpretan como una situación inusual. Sea o no cierto que el índice de criminalidad ha crecido en la ciudad, habría de advertirse cómo este tipo de debates nacen preñados de riesgos que deberían considerar previamente quienes se lanzan a ellos con indisimulado entusiasmo.