Una lección magistral

Esta semana, y una vez visto un vídeo de una lección magistral sobre gramática, no me ha quedado otra que realizar una transcripción del mencionado vídeo...

Una apuesta de todos

En el artículo anterior, que titulé “mala praxis”, mismo hago un pequeño recorrido sobre las malas prácticas, terminando el mismo antes, claro está,...

Hablemos de imagen

Por las huellas dactilares de un hombre, por las mangas de su abrigo, por sus botas, por las rodillas de sus pantalones, por los callos de sus dedos, por su expresión (que no siempre es el...

La navidad. Apuntes e historia

En este artículo quiero hacer un homenaje a nuestra Navidad y porqué no, una consideración a nuestras creencias cristianas que tan golpeadas está siendo últimamente por esa nueva hornada de arribistas a la política, que si bien no censuro su llegada, sí sus formas (todo lo que huela a creencias cristianas está mal visto y queriéndonos hacer ver que todo lo que se hace o se ha hecho, está mal). Un apartado por las connotaciones históricas que han conllevado hasta nuestros días esta celebración y sus peculiaridades.

Être. Ser y Estar

Tan simple como este verbo en francés. Ser y estar en francés lo define esta sola palabra y verbo, pero a mucha gente la conjugación de este verbo se le suele hacer muy difícil, normalmente ni la conocen y por supuesto, menos la practican.

Yo sí quiero cámaras

Durante “diez cortos años”, estuve adscrito al área de comunicación de la Ciudad Autónoma de Ceuta, y por ello a merced de las cámaras.  Sin embargo, escasas fueron las ocasiones en las que se pudieron ver algunas imágenes de mi persona, y claro está, siempre trabajando.  A los “barridos” (en lenguaje de técnica audiovisual se conoce como el movimiento mediante el que el haz de electrones de la pantalla del televisor traza la imagen línea por línea) que alguna que otra vez eran efectuados por los compañeros de los medios audio-televisivos de la ciudad, tanto a nivel local como nacional a veces, procuré siempre estar al margen de los mismos (otras veces, las menos, no pude evitarlo).

¿Tridente o trío?

La simbología del tridente es bastante particular y común en la historia de nuestros antepasados, pero cuando he titulado este artículo creo que todos los que me siguen, habrán pensado, ¿Sebas, va a hablar de futbol?, y dado que este adjetivo actualmente lo relacionamos con este deporte, y más concretamente con jugadores o tácticas de los grandes equipos de España o españoles, en el Real Madrid la BBC que más que un tridente es una cadena de radio-televisión y el otro identificado, el Barcelona, es MSN, o lo equiparable al actual Messenger de las nuevas tecnologías de móviles.

Gentilicio: Ser o no ser

En el artículo de hoy trataremos de nuestro gentilicio: Caballa. Para empezar a emborronar este A4, he consultado algunos textos y me he dejado llevar por uno de Gómez...

Dar un cuarto al pregonero

Quiero empezar mi artículo de esta semana (quinto de mi atrevimiento) con otro dicho popular: dar un cuarto al pregonero. La figura del pregonero o portavoz ambulante de noticias existe...

Ciudadano Kane, ¿o no?

Quiero empezar este mi nuevo artículo semanal agradeciendo las acogidas “sufridas” de los anteriores. Incluso me han dedicado una frase compuesta por uno de los mencionados seguidores (Sr. Word, que todo en nuestra ciudad está como El coño de la Bernarda y las aguas mansas son como las meigas en Galicia que, haberlas, haylas). He ahí que mi ego ha empezado a cotizar en mi “bolsa particular” y se ha incluido en el IBEX 56.

Las aguas mansas

Artículo orientado esta semana a todas esas personas que se encuentran en situaciones llamémosles privilegiadas y que no les ha importado ir dejando “zombis”, que no cadáveres, en su camino. Que no lo son.

El coño de la Bernarda

Ojo y que sirva de precedente: suelo estar en contra de las palabras mal sonantes, y muy a mi pesar me he permitido el  lujo de titular este mi segundo artículo con esta frase o dicho, frase o dicho que suele ser a veces principio y otras final.

Bienvenido Mr. Word: tuyo es el reino de los flojos

Los golpes de pecho y las obras. Hay una creencia, y a su vez convertida en leyenda en este nuestro país y a veces mal llamado España, que siempre fue referencia para los arquitectos y los técnicos y no era otra que la del visto bueno por parte de los jubilados de cuantas obras se realizaban a pie de calle. Opinaban, comentaban y a su vez valoraban.