Miércoles. 22.11.2017 |
El Tiempo
Opinión
Editorial
18:59
12/09/17

El ministro, en la valla

La valla que delimita el perímetro fronterizo con Marruecos no sirve para lo que fue ideada. La reflexión resulta sorprendente si se considera que es obra del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido. Como no parece probable que el responsable de la seguridad nacional haya querido sugerir con estas palabras que el cercado, dada su inutilidad, va a ser retirado, cabe hacerse una pregunta: ¿qué ha querido decir Zoido?

El ministro Zoido, con el presidente de la Ciudad, Juan Vivas (C.A./ARCHIVO)
El ministro Zoido, con el presidente de la Ciudad, Juan Vivas (C.A./ARCHIVO)
El ministro, en la valla

La valla que delimita el perímetro fronterizo con Marruecos no sirve para lo que fue ideada. La reflexión resulta sorprendente si se considera que es obra del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido. Como no parece probable que el responsable de la seguridad nacional haya querido sugerir con estas palabras que el cercado, dada su inutilidad, va a ser retirado, cabe hacerse una pregunta: ¿qué ha querido decir Zoido?

Una modesta pesquisa bastará para arrojar algo de luz. La intervención del ministro este martes en la Comisión de Interior del Congreso ha estado hilvanada por un mensaje machacón y admonitorio: los migrantes que tratan de saltar la valla son cada vez más numerosos, su actitud, más violenta, y la presión que ejercen sobre la frontera española, insoportable.

Con estos antecedentes, cabe colegir que el Gobierno está dispuesto a conseguir que la valla, inútil como al parecer resulta, se convierta en un modelo de eficacia. Cómo pretende hacerlo, se desconoce. Aguardamos detalles.

El ministro, en la valla