Sábado. 19.08.2017 |
El Tiempo

VIRAL

Esta es la primera multa que Airbnb ha puesto a un anfitrión por motivos racistas

El estadounidense Tami Barker se ha convertido en el primer anfitrión de Airbnb penalizado por discriminación racial. Ha sido condenado a pagar 5.000 dólares, a participar en trabajos comunitarios, a asistir a cursos sobre la historia asiático-americana y a pedir perdón a la damnificada, la mujer de origen chino Dyne Suh, a quien le negó la entrada en su vivienda, a quien se la había reservado anteriormente, por el hecho de ser de origen asiático. La joven Dyne Suh, de 26 años, había reservado durante un fin de semana una cabaña en Big Bear, California, con el objetivo de pasar unos días esquiando con sus amigos el pasado mes de febrero. No obstante, minutos antes de llegar a la cabaña, Barker canceló la reserva por mensajes de texto explicándole que no se la alquilaría ni aunque fuera la última persona del mundo: "Una palabra lo dice todo: Asiática".

Esta es la primera multa que Airbnb ha puesto a un anfitrión por motivos racistas