10-N: elecciones generales

El secretario general del partido visita Ceuta apenas una semana después de que lo hiciera su líder nacional, Santiago Abascal

Ortega Smith arremete contra Marruecos y anuncia que Vox pintará su muro de color "verde con árboles"

Ortega Smith, en un momento de su intervención (C.A.)
photo_cameraOrtega Smith, en un momento de su intervención (C.A.)
El secretario general de Vox ofrece un mitin en Ceuta ante un numeroso auditorio que aplaude sus ataques contra los extranjeros y su anuncio de que su partido levantará un muro en la frontera "lisito para que ninguno se pueda cortar".

Una España enfrentada a un sinfín de acechanzas de las que solo los buenos españoles pueden defenderla. Éste podría ser un resumen del discurso que el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, ha pronunciado esta tarde en un céntrico hotel de la ciudad ante un auditorio entregado

Los migrantes, los partidos políticos y el Reino de Marruecos han sido los objetivos de la diatriba de Ortega Smith que, antes del inicio del mitin, se desplazaba hasta la valla fronteriza para despejar cualquier duda que cupiese sobre la política fronteriza que el partido pondrá en marcha si accede a responsabilidades de Gobierno. “Construiremos un muro lo suficientemente alto para que no pueda ser asaltado por nadie”, advirtió por enésima vez el dirigente de Vox.

Ya en la sala donde se reunían sus simpatizantes, Ortega Smith arremetía contra el Reino de Marruecos, al que lanzaba una amenaza: un Gobierno de Vox no entregará un solo euro a Rabat para materias de cooperación si las autoridades del país vecino no hacen un reconocimiento “clarísimo, expreso y determinante” de la soberanía de España sobre Ceuta y Melilla.

El dirigente de Vox conseguía enardecer a los asistentes con una sucesión de reproches a Marruecos, a cuyas autoridades ha acusado de “permitir los asaltos a la frontera”, de “amenazar a España con la presión migratoria” y de disponer para sus agentes fronterizos de los medios de los que carece la Guardia Civil y la Policía Nacional, “recursos que han salido de las arcas de todos los españoles durante décadas”.

La idea de erigir un muro de 10 o 20 metros, según las estimaciones del propio Ortega Smith, a lo largo de las fronteras de Ceuta y Melilla ha sido celebrada por los simpatizantes, sobre todo cuando el dirigente de Vox ha propuesto “pintarlo de verde con árboles para que el efecto sea muy ecológico”.  “Será un muro muy lisito para que ninguno se pueda cortar”, ha ironizado.

Inmediatamente, el orador ha dedicado sus críticas al ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, también de visita hoy en Ceuta, a quien ha acusado de movilizar a contingentes de las Unidades de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional a otras provincias con el propósito de dificultar el voto de los agentes el próximo domingo.

Los extranjeros también han pasado por el tamiz crítico de Ortega Smith. El secretario general de Vox ha acusado a los migrantes en situación irregular en España de ser los responsables de que los españoles no encuentren empleo ni accedan a ayudas sociales –ha llegado a afirmar que el 90% de las viviendas de protección son entregadas a migrantes.

En este empeño, Ortega Smith ha contado con la colaboración de la candidata al Congreso por Ceuta, Teresa López, quien ha llegado a asegurar que en muchos servicios públicos los ceutíes son postergados en favor de los extranjeros: “Hasta para dar a luz somos los últimos en ser atendidos”.

El acto ha finalizado con un llamamiento de Ortega Smith a los asistentes para que aporten su colaboración al partido mediante donaciones o adquiriendo “merchandising” de la formación. A continuación, ha sonado el himno nacional.

Comentarios