Actualidad

El remedio es peor que la enfermedad: las lluvias contaminan a Galicia tras la ola de incendios

Incendios en Pontevedra, Galicia.
photo_cameraIncendios en Pontevedra, Galicia.

Lo que parecía ser la gran cura que necesitaba la comunidad para mitigar las llamas, se ha convertido en la evolución del virus que contamina las aguas y deteriora el suelo.

Los incendios que azotaron varias comunidades de España como Galicia o Asturias ya han cesado gracias al gran trabajo de especialistas, vecinos y de la llegada de las necesarias lluvias. Con las últimas, las llamas terminaron cediendo y el aire purificándose del terrible humo, pero lo que parecía ser el gran remedio, ha terminado por convertirse en la evolución de la enfermedad, puesto que las lluvias están arrastrando las cenizas al mar y a los ríos; además de seguir contribuyendo a la destrucción de los suelos.

Desde el año 2013, grupos ambientalistas están advirtiendo que gracias a los incendios varios valles y montes han terminado cediendo, convirtiéndose en pendientes llenas de cenizas que cada vez que llueve, se van convirtiendo en una capa densa de residuos de sedimentos negros que van llegando hacía los mares o ríos.

Fuente: Mundiario

Comentarios