Actualidad

'Sol y Pimienta' cierra al verse afectado por las obras en la playa de La Ribera

Chiringuito Sol y Pimienta, en la playa de La Ribera, afectado por las obras de Costas
photo_camera Chiringuito 'Sol y Pimienta', en la playa de La Ribera, afectado por las obras de Costas

El constante trasiego de maquinaria pesada alrededor del chiringuito de 'Fuente Caballos' ha compactado el terreno provocando la inclinación de la tarima sobre la que está instalado el popular negocio de restauración.

Las playas de Ceuta, La Ribera y El Chorrillo, revalidaron, hace apenas un mes, sus banderas azules y volverán a contar este verano con el distintivo de calidad que suponen estas enseñas.  Una calidad que de momento no es palpable. El ascensor de La Ribera sigue averiado, no están instaladas las rampas para el acceso a la orilla, que se asemeja más a los aledaños de una cementera, por la tierra gris compuesta de zahorra, que a una playa.

Los trabajos de regeneración de la costa en plena temporada de baño, ha afectado al chiringuito Sol y Pimienta
Los trabajos de regeneración de la costa en plena temporada de baño, ha afectado al chiringuito Sol y Pimienta

A lo expuesto hay que sumar las obras de regeneración de las costas a causa del temporal, con un inicio anunciado desde hace un mes y que siguen inconclusas, con un coste de 2'7 millones de euros (que incluían el aporte de áridos, en torno a 100.000 metros cúbicos, en las playas de la Bahía Sur y la playa de Benítez, además, de actuaciones en la playa de Santa Catalina y la explanada de Juan XXIII). Unas obras que han obligado al cierre del chiringuito ‘Sol y Pimienta’ en la zona de Fuente Caballos.

La base de la tarima del chiringuito 'Sol y Pimienta" se ha visto afectada por la compactación del terreno.
La base de la tarima del chiringuito 'Sol y Pimienta' se ha visto afectada por la compactación del terreno.

Ana Martín, una joven emprendedora ceutí, ha visto cómo se ha hundido, literalmente, el local que regenta. Su pequeño negocio, de 70 metros cuadrados exactos, descansa sobre la tierra de la playa, cumpliendo con la normativa de Costas, pero el constante trasiego de maquinaria pesada, a escasos 50 centímetros de la pérgola del chiringuito y sin delimitar una zona acotada para no interferir el ‘normal’ funcionamiento del negocio (como se puede apreciar en la imagen) ha compactado el material que soporta la tarima y ésta se ha inclinado.

Chiringuito Sol y Pimienta afectado por las obras de regeneración de costas. Criadora de arena.
La cribadora, una máquina de unas 30 toneladas, a escasos 50 centímetros del chiringuito 'Sol y Pimienta'.

“Al pasar tantas veces los camiones por la zona, el terreno se ha compactado” asegura Ana Martín, lo que ha provocado el desnivel de la tarima, sobre la que está instalado el chiringuito, y por consiguiente el cierre inesperado del negocio, por la falta de seguridad para los clientes.

Unos clientes que no han dado la espalda al negocio de esta joven emprendedora pese a las molestias que supone que “desde las diez de la noche están los camiones pasando, una y otra vez a menos de 50 centímetros de la tarima, algo surrealista”, comenta una Ana Martín francamente enojada tras verse obligada a cerrar, tras haber cumplido fielmente con sus obligaciones económicas, pagando los casi 3000 euros de canon, a los que sumar los más mil euros de fianza, y con permiso de apertura concedido sólo desde el 16 de mayo al 30 de septiembre.

Chiringuito Sol y Pimienta, en la playa de la Ribera, afectado por las obras de reposición del arenal de Costas
Chiringuito 'Sol y Pimienta', en la playa de la Ribera, afectado por las obras de reposición del arenal de Costas

Sin ingresos a consecuencia de la compactación del terreno, ahora afronta unos inesperados gastos. Contratar a una empresa para que instale algún tipo de sujeción para que no se hunda la tarima. Unos gastos que Ana Martín debe asumir y añadir a los de los sueldos y seguros sociales de sus empleados, que “están contratados por las horas que trabajan” asegura la empresaria que añade que “antes de empresaria, fui camarera”.

Comentarios