Lunes. 11.12.2017 |
El Tiempo
Ceuta Actualidad

UN VIEJO PROBLEMA CON DIFÍCIL SOLUCIÓN

La asociación de Varela Valiño tranquiliza a los vecinos: "Las filtraciones no son de aguas fecales"

Filtraciones denunciadas por los vecinos (CEDIDA)
Filtraciones denunciadas por los vecinos (CEDIDA)

Las filtraciones de agua a través de los muros de la barriada son un problema enquistado, con difícil solución, aunque para la asociación de vecinos se paliaría baldeando la zona, una vez por semana, "y así evitaríamos que el agua se estanque, huela mal y sea un nicho de insectos".

La asociación de Varela Valiño tranquiliza a los vecinos: "Las filtraciones no son de aguas fecales"

La barriada de Varela Valiño tiene un problema con las filtraciones de agua a través de sus muros desde hace años. De hecho, en 2015 Ceuta Actualidad se hizo eco de las denuncias de los vecinos de la calle Azul. En varias ocasiones la Ciudad ha intentado buscar el origen de las fugas pero “no han dado con la tecla”, explica la presidenta de la barriada, Nieves Contreras. Estas filtraciones ocasionan muchos problemas a los vecinos de los pisos colindantes, sobre todo en verano, ya que el agua al estancarse huele mal y se convierte en un foco de insectos. “Muchos vecinos dicen que son aguas fecales pero hace años se tomaron muestras y se analizaron y, por lo menos, es agua limpia”, afirma Contreras quien cuando ve que las paredes de estos muros están filtrando mucha agua, llama a Acemsa que se encarga de absorber el agua de las alcantarillas y “alivia un poco el problema”. En la búsqueda de una solución, la presidenta recuerda que hace unos seis años se remodelaron las alcantarillas, “por si el problema provenía de ahí pero tampoco”. Desde la asociación de vecinos son conscientes de los problemas que ocasiona este filtrado y aseguran que “aunque es de difícil solución si, una vez a la semana, se baldeara la zona evitaríamos que el agua se quedase estancada”. Al parecer Trace solo acude una vez al mes a realizar esta labor.  

Precisamente la limpieza, o más bien, la falta de ella es otro problema de la barriada. La escasa presencia de barrenderos y el incivismo de la gente dejan sucias las calles. “Es impresionante la cantidad de basura que tiran detrás del local social. Cuando veo mucha basura, llamo a Trace. Lo limpian y a los pocos días está lleno, otra vez, de bolsas de basura, latas, cristales… Es increíble lo incívicos que son algunos vecinos”, comenta la presidente.

Continuando con las deficiencias, el acerado y el asfaltado son otros aspectos a mejorar. Según Contreras hace años se cambió el acercado de algunas calles “pero parece que se han olvidado del resto de calles. Como se han olvidado del asfaltado. Somos conscientes que son calles de difícil acceso, muchas de ellas sin salida, pero hay unos agujeros tremendos en la carretera”. Estos vecinos también echan en falta más mobiliario urbano. “He solicitado la instalación de bancos y no me han hecho ni caso”, lamenta Contreras.

La asociación de Varela Valiño tranquiliza a los vecinos: "Las filtraciones no son de aguas fecales"