Barriada

Los operarios de Trace se emplean a fondo para eliminar los restos del macro-botellón en el centro

Las festividades congregaron a numerosísimo público en la calle para disfrutar y celebrar la Navidad

gente en la calleLas calles, un hervidero de personas de fiesta./A.S.TraLos operarios de la concesionaria de limpieza, la empresa Trace, ponían toda la carne en el asador esta mañana para dejar las calles relucientes tras el macrobotellón que se celebró anoche en el centro de la ciudad y que dejó numerosísimos residuos. Los operariores de camiones cuba y de vehículos más pequeños pero muy eficientes, se esforzaban por dejar las zonas más afectadas completamente limpias.

Lugares como la plaza Ruiz, la plaza Ricardo Muñoz, la plaza de España o la plaza de los Reyes estaban siendo baldeadas a conciencia, ya que las consecuencias del botellón hacía que a los ciudadanos, literalmente, se les quedaran los pies pegados al suelo. Cada año los ceutíes no faltan a la tradicional salida del medio día de la víspera de la Navidad a divertirse por los rincones de las calles y plazas de la ciudad. Como es habitual ya casi la paralización total de la actividad laboral en muchos sectores productivos, lo que da pie a que muchas personas puedan disfrutar de la jornada libre, lo que hace que se concentre mayor número de gente en los bares y terrazas, como ocurrió ayer.

Si se recorrían distintas zonas de la ciudad podía comprobarse que los restaurantes y bares de tapeo se encontrabano llenos de clientes, pero donde más gente hubo fue sin duda en las calles del centro de la ciudad, ya que los más jóvenes aprovecharon para hacer su mítico macro-botellón alternativo en alguna de sus plazas donde suelen reunirse habitualmente.

En general una jornada para la diversión de todos esperando la hora de la cena, donde alguno llegó algo achispado para el habitual caldito que lo hiciera espabilar de una jornada sin duda agotadora.

 

Comentarios