Ejército

fomentar la memoria de los caídos

La Fundación Indortes descubre una placa en el cementerio español de Tetuán

Momento en el que se descubre la placa (CEDIDA)
photo_cameraMomento en el que se descubre la placa (CEDIDA)

El campo santo acoge cerca de 20.000 españoles de las guerras de África y Marruecos. 

TETUAN TUMBAEl pasado domingo miembros de la Fundación Indortes con el general de brigada Salvador Fontenla Ballesta se desplazaron hasta la localidad de Tetuán para descubrir una placa en el cementerio español de la localidad magrebí.

La Fundación Indortes toma el nombre del primer caído hispánico conocido que sucumbió luchando contra la invasión cartaginesa de la Península Ibérica, en el año 237 a. J.C.

La finalidad de esta Fundación, cuyos antecedentes se remontan al año 1996, es fomentar la memoria, conservación, vigilancia y ornato de los cementerios y tumbas de combatientes españoles o bajo Bandera de España, caídos en lucha, sin distinción de época, lugar, credo o ideología.

SIFRE Y FONTENLA.La representación ceutí estuvo a cargo del comandante general de Ceuta, Javier Sancho Sifre así como el coronel del II Tercio Félix Abad Alonso como reconocimiento a los muchos militares que partieron desde Ceuta y pertenecientes al Tercio de Extranjeros en su época fundacional.

Los españoles ocuparon Tetuán entre 1860-62 y el mismo año de su llegada construyeron el cementerio al norte de la ciudad en las laderas del Dersa.

Cuando las tropas españolas entraron de nuevo en Tetuán el 19 de febrero de 1913 inmediatamente se inició la construcción de los cuarteles y se usaría el cementerio ya construido, pero al año siguiente se inició la construcción de un nuevo cementerio militar enfrente del antiguo, apenas un centenar de metros más abajo.

El cementerio militar se encontraba en muchísimo mejores condiciones porque el Ministerio de Defensa, a través de su Agregaduría en Rabat, facilita regularmente recursos para su conservación, algunos de los cuales han sido aprovechados también para adecentar, en lo que se puede, el Civil (eliminación de matojos y maleza).

En el cementerio civil se han acometido obras que han permitido mejorar  la vivienda que ocupa el guardián, todo ello gracias al Mº de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

Tras  la independencia de Marruecos hubo una salida masiva de los españoles de la ciudad y ambos cementerios se quedaron abandonados y sometidos a un progresivo deterioro acelerado por el pillaje y el vandalismo.

No fueron pocas las quejas de descendientes o sobre todo ilustres militares como el general José Mª Valdés formuló una protesta por el lamentable estado en que se encontraba el cementerio donde había enterrados cerca de 20.000 españoles, en su mayoría militares.

 A esta protesta se unieron muchas otras, dirigidas a diversas instituciones, a la Casa Real y a los medios de comunicación que dieron como resultado que el pleno del Senado en su sesión del 22 de febrero de 1995 aprobase el siguiente texto: "El Senado insta al Gobierno a negociar con las autoridades marroquíes alguna fórmula que garantice la custodia y el adecuado mantenimiento del cementerio militar de Tetuán, así como del resto de cementerios repartidos por este país donde se encuentra enterrados ciudadanos españoles" donde la cifra se calcula en 80.000 los españoles enterrados .

El general Salvador Fontenla Ballesta estuvo destinado en Ceuta en el período 2003/2004 como general 2º jefe antes de su paso como jefe de la brigada paracaidista,  es Diplomado de Estado Mayor y Doctor por la Universidad Complutense de Madrid.

 Ha publicado además Los campos de batalla del futuro (2007),  Diccionario militar moderno (2006), Los combates de Krasny Bor (2012) y Las primeras acuñaciones africanas a nombre de Abderrahman III (2013), así como la guerra de Marruecos (1907 – 1927) y ha sido varias las veces que ha venido a Ceuta a impartir conferencias en las jornadas geopolíticas de la UNED.

Comentarios