Ejército

El acto estará presidido por el Jefe de la Fuerza Terrestre, Juan Gómez de Salazar

El próximo “Viernes Regular“ servirá de homenaje al coronel Luis Manso

El coronel Luis Manso, en el centro, en un acto en Regulares (J.CHELLARAM)
photo_cameraEl coronel Luis Manso, en el centro, en un acto en Regulares (J.CHELLARAM)

El próximo viernes cuatro de octubre tendrá lugar la tradicional parada militar conocida como Viernes Regular que realiza periódicamente el Grupo de Regulares de Ceuta número 54 en el acuartelamiento González Tablas. En el acto se le tributará un homenaje al coronel Luis Manso López-Marizat

La formación estará al mando del coronel jefe del grupo, Alfonso Javier Bueno, y en la misma participarán cuatro compañías del Tabor Tetuán Nº 1, escuadra de gastadores, plana mayor de mando, banda de guerra y la unidad de música del batallón de cuartel general.

El Viernes Regular se realiza a modo de homenaje a las efemérides y gestas heroicas de los que sirvieron en el grupo desde 1911, llenando páginas de gloria y laureadas en sus 108 años de historia. En esta ocasión servirá de homenaje al coronel de infantería, Luis Manso López-Marizat, como reconocimiento a toda una vida dedicada a las Fuerzas Armadas.

El acto estará presidido por el general Jefe de la Fuerza Terrestre ( FUTER ) teniente general Juan Gómez de Salazar Mínguez, quien antes de su próximo pase a la reserva, por imperativos de edad, estará en Ceuta para el acto de reconocimiento al coronel Manso.

El coronel Manso, a sus 86 años, ha estado llevando el aula militar de cultura “ Manuel Alonso Alcalde", siendo un habitual en la presentación de conferenciantes en el ciclo cultural en el Casino Militar, cargo que fue delegando por su edad y problemas de salud.

Luis Manso llegó hace 65 años a Ceuta con el empleo de teniente de infantería y su destino fue el Grupo de Regulares en el número tres y en el Tetuán número uno llegando hasta el empleo de teniente coronel. Solo le ha faltado mandar el regimiento. Tras su ascenso a coronel fue destinado a Rabasa,Alicante, hasta su pase a la reserva.

Fue impulsor de aquellas verbenas de “ las viudas y huérfanos de las Fuerzas Armadas “ en aquellas veladas que se celebraban en los jardines de la Hípica, y es una persona muy querida por la sociedad ceutí, siendo reconocido hace diez años con el escudo de oro de la Ciudad.

Cuando llegaba la víspera del 20 de septiembre solía decir “soy padre e hijo de legionario“.

Comentarios