Comunicados

Las criptomonedas y el Forex: la continua evolución de los mercados.

Las criptomonedas y el Forex: la continua evolución de los mercados.
photo_camera Las criptomonedas y el Forex: la continua evolución de los mercados.

Los que hayan estado atentos a las noticias de los últimos días se habrán percatado del revuelo general que están causado las criptomonedas. Lo cierto es que estos activos digitales llevaban meses en auge gracias al apoyo de grandes inversores tales como Elon Musk y al temor a la subida inflacionaria consecuencia de la crisis del Covid19. Sin embargo, la semana pasada y tras la decisión de Tesla de dejar de aceptar Bitcoin como forma de pago, sumada a la advertencia de China que obliga a la no utilización de esta clase de activos, las criptomonedas caían en picado hasta alcanzar niveles mucho menores de principios de año. 

Las criptomonedas han experimentado un crecimiento sin precedentes en los últimos años, aupadas por los avances tecnológicos que también han impulsado otros mercados tales como el Forex. El Forex o mercado de divisas se trata de un mercado con mucho recorrido, y que a día de hoy se corona como el mayor de mundo en volumen de inversiones. En cifras exactas, se estima que unos 5 billones de dólares se mueven a diario en este mercado, que no cierra nunca. Aunque nos podemos referir a él como tradicional si los comparamos con las recién llegadas criptomonedas, lo cierto es que el mercado de divisas ha sufrido profundos cambios en los últimos años gracias los avances tecnológicos que todos hemos podido presenciar. 

Hace tan sólo un par de décadas, aquellos que quisieran operar en este mercado tenía que contratar a un agente especializado en lo que se convertiría un proceso relativamente largo, aparatoso y sobre todo costoso -siempre había una sustanciosa comisión para el agente de por medio. Hoy en día, los llamados traders solo necesitan un teléfono móvil y una conexión a internet estable; en los últimos años han surgido multitud de plataformas de inversión online, que a través de un Metatrader 4 pueden realizar en cuestión de minutos esas operaciones antaño tan tediosas. Esto también implica, por supuesto, que ha habido un cambio bastante brusco en el prototipo del inversor común, que cada vez es más diverso. 

El mundo de las criptomonedas también ha experimentado muchos cambios en los últimos años- una especie de evolución continua que las ha llevado a la vanguardia de las inversiones del siglo XXI. Este tipo de activo digital está descentralizado, es decir, no lo controla ningún banco, gobierno o institución; son los propios inversores a través de la oferta y la demanda los que marcan su valor. Para muchos, este tipo de moneda digital se ha convertido en el aliado perfecto para salvaguardar ahorros frente a la devaluación de las monedas tradicionales y el creciente miedo a la inflación. La semana pasada, las criptomonedas sufrían un revés tras ser rechazadas por las autoridades chinas, a la vez que Elon Musk anunciaba que Tesla ya no las aceptaría como pago por sus vehículos. 

Aún así, muchos economistas y demás expertos opinan que el desplome de la semana pasada no es más que una corrección natural del mercado, teniendo en cuenta que tras el hundimiento inicial las cripto recuperaron parte de lo perdido hasta estabilizarse en valores de principios de año. Estos gurús de los criptoactivos defienden que éstas son el futuro de los pagos, aunque aún queda por ver con cuántas más restricciones estatales y reveses corporativos se topan por el camino.