Comunicados

El té verde: beneficios que reporta a nuestra salud

Green Tea
photo_cameraGreen Tea

El té verde es una bebida rica en antioxidantes y nutrientes que ofrece una serie de beneficios para el organismo. No en vano, cada vez son más las personas que lo han incorporado a su dieta para cuidar su peso, ayudar en la digestión, relajarse, fortalecer las defensas y prevenir diversas enfermedades.

Son ya numerosos expertos los que vienen hablando de los múltiples beneficios que genera el té verde en nuestro organismo. No obstante, siempre recomiendan que se tenga especial cuidado a la hora de adoptar esta bebida regularmente en el día a día. Además, ha de ingerirse un té verde de calidad, como el que puede adquirirse en esta página online.

Qué es el té verde y por qué resulta beneficioso para la salud

El té verde es una bebida derivada de la Camellia sinensis y se suele usar como infusión o directamente como medicina natural. Se diferencia del resto de tés en su proceso, ya que después de la recogida de las hojas estas se secan y se fragmentan muy rápidamente para que no haya oxidación. Es por esta razón por la que el té verde tiene un sabor más fresco y no se suele consumir ni con azúcar ni con leche.

En la actualidad, el té verde está considerado como aquel que posee más principios activos beneficiosos para la salud. No en vano, contiene minerales como hierro, flúor, sodio, fósforo, calcio, magnesio, potasio, silicio, níquel, cobre y aluminio. También contiene taninos catéquicos y flavonoides, tales como el quercetol, miricetol y kenferol. Por último, dispone de cafeína, teobromina, teofilina y pequeñas cantidades de vitaminas A, C, E, B y P.

Es precisamente su alto contenido en flavonoides lo que le hace presentar un elevado índice de antioxidantes. Razón por la cual los expertos lo consideran un súper alimento que debemos incluir a su medida apropiada a nuestra dieta.

Beneficios del té verde para nuestra salud

La medicina tradicional china lleva utilizando el té verde desde hace ya varios siglos. Una bebida que, según numerosos estudios científicos, sirve para prevenir y aliviar ciertas dolencias.

La vitamina E y los flavonoides que contiene el té verde son el complemento perfecto para destruir los radicales libres que produce y almacena nuestro organismo. Por tanto, se puede decir que el consumo de esta bebida nos ayudará a luchar contra el envejecimiento.

Además, la altas propiedades antioxidantes de este tipo de té son muy beneficiosas para la prevención contra el cáncer y evitar la oxidación celular. Sin olvidarnos, por supuesto, de sus propiedades adelgazantes, por las que suele ser conocido, aquellas otras que favorecen el sistema inmunitario y la que protegen nuestros dientes.

Una gran cantidad de dietas de adelgazamiento incluyen el té verde como uno de sus elementos protagonistas. Y no solo por ser un alimento que no aporta ningún tipo de calorías al organismo, sino porque además brinda un efecto depurativo y excitante que activa el metabolismo.

El té verde también resulta de gran ayuda para la prevención de arteriosclerosis y de enfermedades cardiovasculares. Una bebida que se suele tomar también para combatir las infecciones y ayudar en enfermedades como el Parkinson, el Crohn y los mareos.

Menos conocidos son sus beneficios para nuestros dientes. Pero hay que decir que su alto contenido en flúor es de gran ayuda para prevenir la aparición de caries y para proteger el esmalte dental.

Cómo tomar el té verde

El té verde se suele tomar generalmente mediante infusión, ya sea en bolsitas o directamente incorporando las hojas en agua caliente o fría. También hay tés verdes en cápsulas o comprimidos para los que quieran tomarlo rápido. Dependiendo del tipo de té verde que sea, puede realmente tomarse de una manera u otra.

Precisamente, si se trata de un té verde frío se puede consumir solo o bien incorporándolo en algún batido. También se puede mezclar con frutas o helados granizados para aportarle un sabor diferente.

En realidad, a día de hoy han surgido ya un buen número de recetas y formas de preparar té verde para que no resulte tan aburrido tomarlo de forma básica. Se puede preparar con limón, como batido de aguacate, con manzanilla y anís, con menta y jengibre, etc.

No obstante, a pesar de ser una bebida sana no hay que excederse en su consumo. La cantidad máxima debe ser de unas cinco tazas al día, o menos si también tomamos café. Una medida que cambia si se sufre de taquicardia o de tensión elevada, ya que en estos casos no se deben superar las 2 tazas diarias ni combinarlas con medicamentos.

Por otra parte, si se desea bajar de peso, lo ideal es tomar té verde 20 minutos después de cada comida. Aunque si lo que se busca es aumentar los niveles de proteínas y minerales, lo mejor es tomarlo antes de las comidas.

En definitiva, el té verde presenta una gran cantidad de beneficios para nuestra salud. Sin ir más lejos, uno de los países con mayor índice de consumo de esta bebida es Japón, considerado a su vez entre los más longevos del mundo. Y es que el té verde, como ya hemos comentado anteriormente, es capaz de destruir los radicales libres que nuestro organismo produce, responsables del proceso de envejecimiento.

Comentarios