Crisis del coronavirus

La determinación de los marcadores que habrán de guiar la vuelta a la normalidad ya están esbozados

Así es la desescalada que prepara el Gobierno por comunidades

descarga (3)
photo_camera Plaza de África y Ayuntamiento vacíos (C.A.)

La desescalada comenzará cuando se cumplan cuatro requisitos. Esta tarde, Sanidad estudiará estos criterios con las autonomías. 

El Gobierno comienza a perfilar este viernes con las comunidades autónomas la desescalada, la salida del confinamiento de la pandemia de coronavirus. Según ha sabido la Cadena SER, el Ministerio de Sanidad estudiará esta tarde en el consejo interterritorial los marcadores de la pandemia que deben guiar el camino hacia la nueva normalidad a lo largo del mes de mayo. Por ejemplo, hasta dónde tiene que bajar la tasa de contagios o el alivio en hospitales y UCI. 

Sanidad definirá en esta reunión con las comunidades autónomas los criterios comunes que deben seguirse para ir decidiendo la desescalada gradual y asimétrica, que será por territorios y que el presidente Pedro Sánchez fijó en la segunda mitad de mayo. 

Los expertos que asesoran al Gobierno y a las comunidades autónomas coinciden en que estos marcadores deben ser fundamentalmente cuatro:

  1.  Tasa de contagio por cada infectado.
  2. La incidencia acumulada de casos.
  3. La tasa hospitalaria.
  4. El porcentaje de ocupación de las UCI.

Según ha sabido la Cadena SER, los epidemiólogos y expertos en salud preventiva subrayan que la desescalada para la vuelta gradual a la nueva normalidad debe comenzar cuando:

  1. Una zona lleve con una tasa de contagio por debajo de 1 al menos dos semanas.
  2.  Cuando estén libres el 50% de las camas de UCI de enfermos de COVID-19.
  3. Cuando la tasa de hospitalización por COVID-19 no supere el 30%.
  4. Cuando la tasa de incidencia sea de 2 casos nuevos por cada 100.000 habitantes.

El Gobierno lleva semanas estudiando las formulas para una desescalada que será lenta y compleja. Para tomar la decisión, el Ejecutivo iba a fijarse de entrada en el macroestudio a 60.000 personas en 30.000 hogares que descubrirá la prevalencia de la infección por el nuevo coronavirus y estimará el número de personas que ya están inmunizadas, pero finalmente en vez de durar tres semanas iba a durar ocho, con lo que llegaría antes la desescalada que la muestra para medir cuál es el alcance real de la epidemia, y además el jueves se confirmó que ese estudio, que debía haber empezado ya y que al final arrancaría la semana que viene, tampoco estará en marcha este lunes. 

Comentarios