Crisis del coronavirus

CCOO y CSIF esgrimen una larga lista de agravios para exigir la destitución de Lopera

lopera hernando gaitán mateos
photo_camera Lopera (a la derecha) durante la reciente reunión mantenida con la directora general de Ingesa en la Delegación del Gobierno (CEDIDA)

Los dos sindicatos sostienen que el director territorial de Ingesa ha ocultado información sobre el procedimiento de vacunación contra el covid en Ceuta.

Los sindicatos FSC-CCOO y CSIF han reclamado a la directora general del Instituto de Gestión Sanitaria (Ingesa), Belén Hernando, la destitución del director territorial del organismo en Ceuta, Jesús Lopera. En un comunicado, las dos organizaciones sindicales lamentan no haber podido plantear esta petición a Hernando durante su reciente visita a la ciudad. La directora general rehuyó cualquier encuentro con los representantes de los trabajadores durante su estancia.

Buena parte de los argumentos que FSC-CCOO y CSIF utilizan para justificar su petición de destitución están relacionados con el procedimiento de vacunación contra el covid-19. Los sindicatos recuerdan a Hernando que Lopera y su equipo directivo se vacunaron incluso antes de que se completara la administración de dosis de todo el personal sanitario. Ambas organizaciones acusan a Lopera de “jugar al gato y al ratón” para ocultar información a fin de protegerse a sí mismo. “Cada vacuna administrada inadecuadamente a cargo directivo o afín ha sido detraída del trabajador al que le correspondía, poniéndolo en riesgo innecesario frente al covid todo el tiempo transcurrido hasta su vacunación efectiva, en algunos casos todavía no llevada a cabo”, se quejan los sindicalistas.

Pero esta no es la única acusación que los sindicatos vierten contra Lopera. Según denuncian, el director territorial ha incumplido su deber de publicar información concreta sobre el Plan de Vacunación de Ingesa en Ceuta y ha conculcado los derechos de información, consulta y participación que asisten a los trabajadores en materia de seguridad y salud laborales.

FSC-CCOO y CSIF alegan que el Ministerio Fiscal ya ha abierto una investigación por presuntas irregularidades en el procedimiento de vacunación, pese a lo cual, insisten los sindicatos, Lopera se mantiene en su cargo.

Todos estos argumentos sirven a los dos sindicatos para concluir que Lopera está “moralmente inhabilitado” para continuar en su puesto: “No puede continuar en un cargo de responsabilidad quien ha demostrado guiarse por intereses personales, los ha antepuesto a sus deberes de protección de la salud de sus trabajadores y ha optado por sacrificar la transparencia del proceso con el objetivo de intentar acallar el escándalo público”.

Comentarios