Crisis del coronavirus

Ingesa insta a "desterrar la sensación de que se puede hacer un poco lo que se quiera"

Ceuta estrena fase 3 con la mirada puesta en la "nueva normalidad"

Viandantes, esta mañana en el Paseo del Revellín (C.A.)
photo_camera Viandantes, esta mañana en el Paseo del Revellín (C.A.)

La flexibilización de las restricciones las franjas horarias para paseos que permanecían vigentes y el aumento del aforo en los establecimientos hosteleros, entre otros beneficios.

Ceuta se asoma a la anhelada “nueva normalidad” con su entrada hoy en la tercera y última fase del proceso de desescalada. La ciudad vive desde este lunes una nueva flexibilización de las medidas de restricción impuestas por las autoridades sanitarias con motivo de la pandemia de coronavirus.

Las calles ceutíes apenas si han notado la vigencia de la fase 3, que en la práctica supone la relajación de algunas de las limitaciones que venían soportando determinadas actividades que, de todos modos, ya estaban autorizadas. Quizá una de de las novedades mejor recibidas ha sido la de la eliminación definitiva de las franjas horarias fijadas con arreglo a la edad para los paseos.

La perspectiva de que esta última fase del proceso de desescalada pueda durar solo una semana parece haber calado en el ánimo de los ceutíes. La decisión final sobre cuándo pasará la ciudad a la “nueva normalidad” está ahora en manos del Gobierno municipal.

Los datos sobre la incidencia de la pandemia invitan al optimismo. Desde hace doce días no se registra un solo caso de coronavirus: no hay enfermos registrados a fecha de hoy. Pese a ello, las autoridades sanitarias no han cesado de insistir en la necesidad de observar las recomendaciones de salud establecidas. “Da la sensación de que hay quien piensa que se puede hacer un poco lo que se quiera, que ya lo resolverán en el caso de enfermemos –ha observado hoy el director territorial de Ingesa, Jesús Lopera- Es, precisamente, todo lo contrario: hagamos lo que tenemos que hacer y así no enfermaremos”.

Comentarios