Crisis del coronavirus

Lo que Ceuta se perderá si no avanza hacia la fase 3 en el proceso de desescalada

Vista de la Gran Vía durante la fase 0 del estado de alarma (C.A./ARCHIVO)
photo_camera Vista de la Gran Vía durante la fase 0 del estado de alarma (C.A./ARCHIVO)

El repunte de contagios amenaza la progresión de la ciudad en el proceso de desescalada. Las condiciones que regirán la fase 3 aparecen hoy publicadas en el BOE.

El repunte de contagios por coronavirus registrado en la ciudad esta semana mantiene en alerta a las autoridades sanitarias y a los ciudadanos responsables. El consejero de Sanidad, Javier Guerrero, alertaba esta semana de las consecuencias que un comportamiento incívico podría tener en la aplicación del levantamiento de las restricciones impuesta a la vida cotidiana de los ceutíes en la lucha contra la pandemia del covid-19. Y lo hizo trasladando la advertencia con la que, según explicó, le previno el ministro de Sanidad, Salvador Illa: si el crecimiento de las infecciones no se detenía, Ceuta volvería a la fase 0 del proceso de desescalada.

Horas después, el propio Illa y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ofrecían un mensaje más esperanzador. “El brote está controlado: nada indica que haya retroceso de fase”, aseguró el ministro.

Pero si bien la vuelta a la fase 0 parece descartada por el Ministerio, la posibilidad de avanzar hacia la fase 3 sigue en cuestión. Pero, ¿qué perderían los ceutíes si el próximo 8 de junio la ciudad no figura en la relación de territorios autorizados para entrar en la última fase de la desescalada?

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado esta misma mañana las condiciones que regirán en los territorios que, anticipadamente, accederán a la fase 3 a partir del próximo lunes. Quizás, de no revertirse el rebrote de casos registrados, Ceuta no podrá beneficiarse de este alivio de las restricciones.

 

Lo que Ceuta puede perderse

La entrada en la fase 3 permite la ampliación a 20 del número de personas y supone para los comercios abrir al 50% de su aforo sea cual sea su superficie, incluidos los radicados en los centros comerciales.

Si Ceuta lograra avanzar en el proceso de desescalada, las barras de sus bares volverían a habilitarse para el uso de los clientes, las terrazas abrirían al 75% de su aforo y los hoteles podrían hacer uso de sus zonas comunes limitando su capacidad al 50%.

Pero, de momento, estas mejoras en las condiciones de vida solo disfrutarán las islas de Formentera, Gomera, El Hierro y La Graciosa.

Una Ceuta en fase 3 podría ver reabierto el Casino y los establecimientos de juegos recreativos (siempre al 50% del aforo), tendría la posibilidad de organizar actos culturales en la biblioteca “Adolfo Suárez” o en el Museo del Revellín.

Las excursiones y rutas turísticas podrían recuperarse en grupos de hasta 30 personas.

Éste es el escenario en el que la ciudad podría entrar a partir del 8 de junio, siempre que se consiga revertir el rebrote de contagios. De momento, la primera reacción de los responsables de la sanidad pública en la ciudad ha sido la de cerrar las playas al baño. Un decisión que suena a advertencia de lo que puede venir en el futuro si la ciudadanía no se conciencia de sus responsabilidades.

Comentarios