Crisis del coronavirus

Los empresarios consideran que la medida contribuirá a la "quiebra silenciosa" de sus negocios

Comerciantes y hosteleros avisan: cerrar a las seis de la tarde sería la "puntilla definitiva"

Un momento de la rueda de prensa ofrecida hoy por los empresarios (C.A.)
photo_camera Un momento de la rueda de prensa ofrecida hoy por los empresarios (C.A.)

Los empresarios se rebelan ante la posibilidad de que la Ciudad acuerde el cierre de la actividad no esencial a partir de las seis de la tarde.

La noticia de que la Ciudad ordenará el cierre de toda actividad no esencial a partir de las seis de la tarde ha puesto en pie de guerra a los comerciantes y hosteleros ceutíes. Los empresarios se han rebelado contra una medida que consideran, en palabras del presidente del Centro Comercial Abierto, Juan Torres, la “puntilla definitiva al sector”.

TORRESTorres ha sido uno de los intervinientes en la rueda de prensa convocada por las organizaciones empresariales para reclamar la suspensión de unas restricciones que, a juicio del sector, conducirán a los negocios a “una quiebra silenciosa”.

Los presidentes de la Cámara de Comercio, Karim Bulaix, y de la Confederación de Empresarios (CECE), Bhagwan Dhanwani, han reclamado al Gobierno de la Ciudad que reconsidere su decisión de imponer nuevas limitaciones a la actividad de comerciantes y hosteleros. Bulaix no solo ha cuestionado la efectividad de las restricciones adoptadas hasta ahora sino que ha llegado a asegurar que el cierre de toda actividad no esencial desde las seis de la tarde redundará en un empeoramiento de los datos epidemiológicos. “¿Qué va a hacer la gente de seis a diez, hora del toque de queda? ¿Se va a quedar en su casa? Habrá muchos más contactos mientras, paralelamente, se irá destruyendo la economía local”, ha advertido el presidente de la Cámara. Las dos organizaciones empresariales han insistido en su oposición a cualquier disposición que implique la reducción de los horarios de apertura de los negocios.BULAIX

Comerciantes y hosteleros siguen insistiendo en que sus establecimientos no son foco de contagio, argumento que sostienen en las declaraciones públicas del consejero de Sanidad, Javier Guerrero, quien aseguró la pasada semana que los contagios en la restauración apenas suponían un 0,38% del total de los registrados.

Torres, erigido en portavoz de los comerciantes, ha recordado que el cierre a partir de las seis supondrá un golpe definitivo para las economías de los negocios del sector. “El 40% de las ventas se produce por las tardes y se concentra en el horario de seis a ocho”, ha argumentado Torres antes de exhortar a las administraciones a acudir en auxilio del sector.DHANWANI

La indignación de los empresarios ha cobrado vida en la intervención de uno de los más veteranos hosteleros de la ciudad. “Solo pido una cosa a los políticos: que den su brazo a torcer”, ha pedido Francisco Manuel Blanco “Quino”. El empresario ha dibujado un panorama sombrío para el sector, acuciado ya por las consecuencias de las restricciones en vigor. “Nos cortaron las piernas cuando nos obligaron a cerrar a las diez de la noche; ahora nos cortan los brazos: muchas cafeterías tendrán que echar al 50% de sus trabajadores si tienen que cerrar a las seis”, ha alertado el hostelero.QUINO BLANCO

Los representantes empresariales han reclamado a lo largo de la rueda de prensa al Gobierno de la Ciudad que en lugar de inspirar sus medidas en las decisiones adoptadas por la Junta de Andalucía –en la comunidad vecina el cierre de la actividad no esencial a partir de las seis está vigente desde el martes- emule la política impulsada por la Comunidad de Madrid. El Gobierno madrileño mantiene unos horarios muchos más laxos para comercios y establecimientos hosteleros.

La teoría de los empresarios es que la única razón por las que las autoridades eluden el confinamiento domiciliario reside en que, según sostienen, las limitaciones horarias suponen para las administraciones menores gastos en  ayudas al sector.

 

Ayudas

La Cámara y la CECE han reclamado toda una batería de medidas que ayuden a reflotar el sector, iniciativas que pasan por la prórroga y flexibilización del plan “Ceuta resiste”, el aplazamiento y exención del pago de obligaciones fiscales y la reducción de algunos tipos y la creación de bonos de compra para la hostelería y el comercio.

Los representantes de las dos entidades están llamados a una reunión con el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, la próxima semana. Los empresarios se quejan de que todas las medidas restrictivas aplicadas se han adoptado sin tener en cuenta al sector.

 

Comentarios