Crisis del coronavirus

Luna Blanca se ocupa de los servicios en Santa Amelia y La Libertad

Militares acondicionando el pabellón deportivo (C.A./ARCHIVO)
photo_cameraMilitares acondicionando el pabellón deportivo (C.A./ARCHIVO)
Sumamos a nuestra labor humanitaria, el abastecimiento, limpieza y actividades de las personas sin techo que han sido realojadas en el pabellón de La Libertad, que la ciudad ha ofrecido y que nuestros militares han acondicionado para tal fin

Luna Blanca agradece todo el apoyo que han tenido estos días de parte de todos los ciudadanos y el agradecimiento de tantos otros en estos momentos de crisis sanitaria.

Estamos en la obligación de informar a todas estas personas de nuestras actuaciones y de hacerles saber que seguimos con nuestra labor de ayuda incondicional de todos aquellos ciudadanos que se encuentran en una situación vulnerable de cualquier tipo.

Además de estar atendiendo a las personas sin techo que están alojadas en el polideportivo Santa Amelia, llevándoles comida y velando con el trabajo inestimable de nuestros trabajadores en ese complejo, que se dedican a mantener las reglas básicas de higiene tanto del lugar como de las personas que allí conviven, también tratan de hacerles la espera y el confinamiento algo ameno con varios juegos de mesa y actividades lúdicas para armonizar el encierro obligatorio como de todos los demás ciudadanos.

Desde aquí queremos informar a todas aquellas personas que nos han llamado para preocuparse e interesarse por las actividades y tipo de ayuda que ofrecemos y queriendo estar al tanto de primera mano, informarles que seguimos con nuestra labor de seguir llevando comida a los hogares de muchas familias ceutíes necesitadas de esta ayuda, esta labor humanitaria no ha parado por culpa del virus, sino que creemos que es más necesaria que nunca.

De igual modo, sumamos a nuestra labor humanitaria, el abastecimiento, limpieza y actividades de todas aquellas personas sin techo que han sido realojadas en el pabellón deportivo de La Libertad, que la ciudad ha ofrecido y el cual nuestros militares han acondicionado para tal fin.

Todo este trabajo lo llevamos a cabo con la fuerza y el ánimo que nos bridan nuestros vecinos y conciudadanos en estos tiempos tan difíciles para todos.

Esperemos que las fuerzas nos acompañen hasta haber, por lo menos, conseguido vencer este virus y la consecuente crisis sanitaria.

Gracias a todos y a todas.

Comentarios