Crisis del coronavirus

El endurecimiento de las medidas contra la pandemia es un escenario que las autoridades locales ven probable

Del confinamiento al toque de queda

Vista de la Gran Vía durante la fase 0 del estado de alarma (C.A./ARCHIVO)
photo_camera Vista de la Gran Vía durante la fase 0 del estado de alarma (C.A./ARCHIVO)

La incertidumbre sobre las medidas que se adoptarán en los próximos días para contener el avance de la pandemia de coronavirus se mantiene mientras la Ciudad acepta que el confinamiento es un escenario probable.

Poco después de que el consejero de Sanidad, Javier Guerrero, advirtiera el pasado lunes de que la adopción de medidas de confinamiento en Ceuta estaba cada vez más cerca, los acontecimientos se precipitaban. 24 horas más tarde, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, sopesaba en sede parlamentaria las posibilidades que existen de decretar el toque de queda, una medida que ya han adoptado otros países europeos para combatir el avance de la pandemia de coronavirus.

Ceuta se encuentra inmersa, a día de hoy, en un escenario inquietante. El alcance de la pandemia queda evidenciado en los parámetros con los que el Ministerio de Sanidad describe la situación epidemiológica en la ciudad: 388,08 casos diagnosticados por cada 100.000 habitantes en las dos últimas semanas, una ocupación de las camas UCI en el Hospital Universitario del 41,18% y una positividad (proporción de pruebas diagnósticas con resultado positivo) del 27,7%. Según los criterios establecidos por las autoridades sanitarias, deberán ser confinadas las ciudades de más de 100.000 habitantes que presenten una incidencia de la enfermedad mayor a 500 casos, una ocupación de la UCI superior al 35% y un índice de positividad que exceda del 10%. Aunque este cuadro es tan solo una recomendación en el caso de los municipios que no alcanzan una población de 100.000 residentes, sí da una idea de la gravedad de la situación en la ciudad: Ceuta supera con creces dos de estos tres parámetros.

Además de la posibilidad de someter la ciudad a confinamiento, ya reconocida por el consejero Guerrero, hay que considerar un escenario futuro de territorios sometidos al toque de queda, una medida que se planeará a la consideración de las comunidades autónomas durante la reunión del Consejo Interterritorial  de Salud que se celebrará mañana jueves.

Pero, ¿qué capacidad de contención del avance de la pandemia tendría una medida como el toque de queda? “Todo lo que podamos añadir para reducir las interacciones sociales y los contactos, es bueno”, sostiene en declaraciones a El País el jefe de Medicina Preventiva del Hospital Universitario de Ceuta y portavoz de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (Sempsph), Julián Domínguez. Según el experto ceutí, en todo caso, la conveniencia del toque de queda vendrá determinada por el nivel que alcancen los indicadores epidemiológicos.

Comentarios