Crisis del coronavirus

La Delegación ofreció test rápidos para los marroquíes atrapados en la ciudad

Paso fronterizo de El Tarajal (C.A./ARCHIVO)
photo_cameraPaso fronterizo de El Tarajal (C.A./ARCHIVO)

Marruecos no se había pronunciado todavía acerca de cuándo comenzará a repatriar a sus nacionales atrapados en Ceuta a causa del cierre de la frontera forzado por la crisis del coronavirus.

La Delegación del Gobierno ha ofrecido a las autoridades de Tetuán la práctica de test rápidos de detección del coronavirus a todos aquellos marroquíes que formen parte del contingente de repatriados que el país vecino se ha mostrado dispuesto a aceptar. Según informan fuentes de la Delegación del Gobierno, los contactos con los responsables públicos de la provincia vecina se han mantenido a diario desde el pasado viernes, aunque, a primera hora de hoy miércoles, Marruecos no se había pronunciado todavía acerca de cuándo comenzará a repatriar a sus nacionales atrapados en Ceuta a causa del cierre de la frontera forzado por la crisis del coronavirus.

La oferta de la Delegación del Gobierno se compadece con la información publicada por el periodista Ignacio Cembrero en su perfil de Twitter. En ella, Cembrero, profundo conocedor de la sociedad y política marroquíes, aseguraba que la propuesta planteada desde la Plaza de los Reyes incluía el compromiso de que todas aquellas personas que dieran positivo en el test de coronavirus se quedarían en Ceuta. Este último extremo no ha sido confirmado por la Delegación.

Mientras, al otro lado de la frontera, la prensa marroquí insiste en que la demora en el proceso de repatriación, que ya se inició la pasada semana en Melilla, obedece al desacuerdo en torno al número y a los perfiles de los marroquíes a los que Rabat considera, realmente, ciudadanos “atrapados” a consecuencia de la crisis del coronavirus.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad