Crisis del coronavirus

La iniciativa se concibe como una herramienta para reactivar el turismo tras la crisis sanitaria

Empresarios canarios piden también que el bono del 75% llegue a los peninsulares

Pasajeros hacen cola en el acceso al barco (C.A.)
photo_camera Pasajeros hacen cola en el acceso al barco (C.A./ARCHIVO)
Las asociaciones de viaje canaria y balear plantean que esta medida se mantenga hasta que el sector recupere su actividad.

La propuesta de extender las bonificaciones del 75% en el transporte a los peninsulares, planteada esta semana por la Agrupación Balear de Agencias de Viajes (AviBa), cuenta con nuevos apoyos. La Asociación Canaria de Agencias de Viaje y Turoperadores (ACAVyT) se ha sumado a la petición de sus colegas baleares, una iniciativa que ya dispone, además, del apoyo de la Confederación Española de Agencias de Viajes.

En un comunicado conjunto, las asociaciones canaria y balear proponen que desde el último cuatrimestre del año, periodo a lo largo del cual puede reabrirse el tráfico marítimo y aéreo, y hasta que el sector consolide su actividad el descuento del 75% del que disfrutan los residentes se extienda a todos los españoles.

La aplicación del descuento a todos los peninsulares se plantea como una herramienta para incentivar el turismo una vez que el Gobierno restituya la normalidad en el transporte, restringido por el estado de alarma.

El Gobierno canario, sin embargo, ha expresado sus dudas sobre la eficacia de una propuesta que, según considera, desvirtuaría un logro que busca compensar las desventajas que supone para algo más de tres millones de españoles residir en un territorio extrapeninsular.


Españoles extrapeninsulares

A finales del pasado enero, los gobiernos de Baleares, Canarias y las dos ciudades autónomas suscribían un documento en el que se comprometían a mantener la unidad de acción ante el Estado en su reivindicación de mejora de las comunicaciones. El acuerdo contemplaba, además,  la ampliación de la bonificación del 75% al vehículo embarcado como parte del equipaje del residente en los desplazamientos a la Península, la reducción de las tasas aeroportuarias para mejorar la conectividad y la exigencia de la aplicación de las subvenciones de las que se benefician los residentes al transporte intermodal hasta el fin del trayecto para la conexión los territorios insulares y ciudades autónomas. La intención, en este último caso, era que se aplicase la bonificación del 75% no solo en el medio de transporte de salida del territorio (ya fuera avión, barco o helicóptero), sino también al que se utilice para llegar al destino final, siempre dentro del territorio nacional.

Comentarios