Crisis del coronavirus

La medida entrará en vigor en la medianoche de este lunes

España retoma el control de sus fronteras terrestres para frenar la pandemia

Grande Marlaska, durante su comparecencia ante los periodistas de esta tarde (MONCLOA)
photo_camera Grande Marlaska, durante su comparecencia ante los periodistas de esta tarde (MONCLOA)

La decisión supone que las fronteras solo quedarán abiertas a la entrada de ciudadanos españoles, residentes, trabajadores transfronterizos y a quienes acrediten documentalmente causa de fuerza mayor o situación de necesidad.

El Tratado de Schengen queda en suspenso. El Gobierno español ha decidido cerrar sus fronteras terrestres como medida preventiva ante el avance de la pandemia del coronavirus. Así lo ha anunciado en rueda de prensa el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, tras participar en el consejo europeo de ministros de Interior y Sanidad celebrado por videoconferencia esta misma tarde.

La medida entrará en vigor en la medianoche de este lunes.

La resolución del Gobierno supone que las fronteras solo quedarán abiertas a la entrada de ciudadanos españoles, residentes, trabajadores transfronterizos y a quienes acrediten documentalmente causa de fuerza mayor o situación de necesidad. También quedarán excluidos los miembros del personal de las misiones diplomáticas, las oficinas consulares y los organismos internacionales con sede en España.

La clausura de las fronteras no afectará al transporte de mercancías.

El ministro ha afirmado expresamente que Ceuta, Melilla, Canarias y Baleares serán objeto de un tratamiento “específico” que contempla medidas orientadas a “garantizar la salud pública”.

 

Consenso europeo

 “Es una iniciativa necesaria, razonable y proporcional”, ha defendido Grande Marlaska, quien ha insistido en que la medida se adopta con el consenso de todos los socios europeos.

El anuncio del ministro llega después de que la Comisión Europea propusiese prohibir la entrada en la Unión Europea durante 30 días, una medida que habrá de ser aprobada por los jefes de Estado y de Gobierno.

A preguntas de un periodista, el ministro ha desestimado la petición formulada por la formación de extrema derecha Vox por la que proponía que Marruecos se hiciera cargo de sus nacionales que se encuentran de manera irregular en España.  “Nosotros nos preocupamos de la salud del conjunto de ciudadanos, independientemente de su nacionalidad, etnia o ideología”, se ha limitado a replicar el ministro.

Comentarios