Crisis del coronavirus

MDyC lleva al Gobierno al juzgado por prevaricación y malversación en la compra de material sanitario

Los diputados a la Asamblea por MDyC, Fátima Hamed y Yusef Mebroud, durantela rueda de prensa ofrecida esta mañana (C.A.)
photo_camera Los diputados a la Asamblea por MDyC, Fátima Hamed y Yusef Mebroud, durantela rueda de prensa ofrecida esta mañana (C.A.)

La formación señala al presidente de la Ciudad, Juan Vivas, a la vicepresidenta primera, Mabel Deu, y al consejero de Sanidad, Javier Guerrero, como responsables de las presuntas irregularidades en la adquisición.

El Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía de Ceuta (MDyC) ha hecho público este jueves la interposición de una denuncia ante el juzgado de guardia de Ceuta en el día de ayer, miércoles, 22 de octubre, por los posibles delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos en la compra de material sanitario para la creación de una reserva estratégica, realizada vía decreto de emergencia y a dedo, a una empresa cuya actividad principal es la venta de vehículos en El Cuervo de Sevilla.

El partido que lidera Fátima Hamed cifra esa posible malversación en unos 225.000 euros, la diferencia entre los precios de mercado que han encontrado en Internet de los diversos materiales adquiridos (400.000 mascarillas quirúrgicas, 20.000 litros de gel hidroalcohólico, 150 termómetros sin contacto, 5 nebulizadores para desinfección y 1.200 litros de desinfectante específico para esos nebulizadores) y el precio pagado por el Gobierno por el lote, que fue de 390.500 euros.

En la rueda de prensa ofrecida por los dos diputados del MDyC este jueves para comunicar el paso dado a la opinión pública, Hamed ha señalado directamente al propio presidente de la Ciudad Autónoma, Juan Vivas, a su vicepresidenta primera, Mabel Deu. Ambos han estampado su firma en el expediente del decreto de emergencia por el que se materializó la compra y también al responsable de Sanidad, Javier Guerrero.

“Los posibles responsables pueden ser el señor Vivas, porque es quien firma, y la señora Deu, porque estampa también su firma en el mismo. Pero, evidentemente, quien creemos que tiene la máxima responsabilidad política es el responsable del área de Sanidad, que es quien manifiesta que ha realizado consultas y que le llegan ofertas de empresas y es el máximo conocedor del procedimiento, y visto que no quiere dar las explicaciones políticas es por lo que lo hemos trasladado al Juzgado, porque entendemos que de estos hechos se pueden derivar al menos esos dos delitos, malversación de caudales públicos y prevaricación”, ha señalado Hamed.

Hamed ha cuestionado las tres patas sobre las que se ancla la compra en el expediente que concluye con la firma del decreto de emergencia que materializó la compra de este material sanitario: la economicidad, la disponibilidad del material y la urgencia.

“La economicidad es evidente que no”, ha manifestado dejando claro que “cualquier de nosotros con una búsqueda de 5 ó 10 minutos puede encontrar el material más barato”. La “disponibilidad al adjudicatario, tampoco se sostiene porque parece que tampoco tenía todo el material. Y la urgencia es evidente que tampoco se ha tratado con la urgencia que supuestamente se presumía cuando no ha sido hasta ayer cuando se ha visualizado la entrega del material”, ha explicado en referencia a que no fue hasta ayer cuando la Ciudad comenzó a entregar el material comprado al Ministerio de Educación, destinatario final del mismo.

Sobre el precio, Hamed ha aportado un dato más o menos nuevo a todo el asunto. Y es que más allá de que en el mercado existan las mismas, idénticas mercancías compradas a un precio considerablemente menor, Hamed ha asegurado que otros proveedores locales pasaron ofertas al Gobierno por los mismos productos que eran sensiblemente menores en precio y que no fueron tenidas en cuenta.

“La oferta por la que se adjudica no es la mejor. Nos consta que ha habido empresas locales que las ofrecieron más baratas y fueron rechazadas. Tampoco explica nadie por qué. Otro ejemplo es que el área de Cultura compró mascarillas más baratas con anterioridad”, ha recordado Hamed.

Y es que tal y como se ha venido contando en informaciones anteriores en el expediente no constan además ni estudios de mercado ni ninguna otra oferta que no sea la que finalmente se llevó la compra, como ha recalcado este jueves la portavoz del MDyC, a pesar de las famosas “30 empresas” que Guerrero dijo haber llamado para pedir precio y disponibilidad.

 

Cuestionamiento de la urgencia

Pero quizás en lo que más hincapié ha hecho este jueves, Fátima Hamed, es en cuestionar el modo elegido para realizar la compra, la vía de la emergencia, la que precisamente ha obligado a que fuera el presidente Vivas quien firmara la adjudicación en el decreto de emergencia dado que es el único con competencias para firmarlo.

“Cuestionamos la forma de adjudicarse este contrato. Es decir, nos parece que crear una reserva estratégica, que a fin de cuentas no es más que crear un almacén de material, no debería haber ido en un decreto de emergencia, pero es la única vía para adjudicar a dedo directamente a quien parezca oportuno. No hablamos de una catástrofe imprevista o una causa de fuerza mayor que exija esa adjudicación a dedo: hablamos de una reserva estratégica. De la misma se deriva que el material se ha ido suministrando muy lentamente y no ha sido hasta el día de ayer cuando e ha empezado a entregar ese material”, ha señalado Hamed. Ayer es mes y medio después de firmar la adjudicación de la compra (4 de septiembre) y dos meses desde que el Ministerio solicitó al Gobierno de la Ciudad vía correo electrónico ayuda con los materiales de protección de cara al arranque del curso escolar, tal y como también ha subrayado Hamed durante su comparecencia.

 

Sin explicaciones

Hamed ha venido a sostener en su argumentación que la deriva judicial de la compra es el resultado de la actuación del Gobierno y no su voluntad.

“No hemos tenido ningún interés nunca en judicializar la vida política. Siempre hemos exigido explicaciones y responsabilidades políticas aquí”, ha manifestado desde la sala de prensa del Palacio Autonómico. “Para eso nos han puesto los ciudadanos aquí, para poner luz y taquígrafos y abrir las ventanas para que todo el mundo sepa que se hace con su dinero”, ha abundado.

“Pero cuando después de un mes no existe ningún tipo de aclaración, ni explicación sobre una cuestión que afecta al dinero público, 225.000 euros de sobrecoste entre el material comprado y el valor de mercado, si no se nos quiere dar estas explicaciones en la sede del Ayuntamiento no hemos tenido más remedio que poner esto a disposición del juzgado de guardia para que realice las investigaciones pertinentes para aclarar todo este asunto”, ha anunciado Hamed.

Y lo ha hecho recordando además la frase con la que Vivas despachó el asunto por primera vez en el pleno al otro diputado del MDyC: “Recordaréis cuáles fueron en su día las palabras de Vivas en el pleno, que en cuanto a este tema iba a ‘dar explicaciones de un modo certero, detallado y preciso’ –ha leído Hamed-. Hasta la fecha desconocemos esas explicaciones ‘certeras, detalladas y precisas’. NO se nos ha hecho llegar”, ha lamentado.

 

 

Comentarios