Crisis del coronavirus

El Gobierno ejecuta el cierre del albergue provisional de menores abierto en Santa Amelia

Voluntarios de Cruz Roja, durante las tareas de acondicionamiento del Santa Amelia como albergue (C.A./ARCHIVO)
photo_camera Voluntarios de Cruz Roja, durante las tareas de acondicionamiento del Santa Amelia como albergue (C.A./ARCHIVO)

La última fase del traslado de los niños y adolescentes marroquíes ha comenzado a acometerse esta mañana.

El polideportivo Santa Amelia deja hoy de ser albergue provisional para menores marroquíes. El Gobierno municipal ha iniciado esta mañana la última fase del traslado de los niños y adolescentes que todavía permanecían acogidos en las instalaciones. Según las instrucciones impartidas, el pabellón debía quedar vacío a las dos de la tarde.

La pasada noche dormían en el recinto 22 menores, seis de los cuales eran conducidos ya por la mañana al centro La Esperanza, a donde se invitaba a ir al resto de los jóvenes tras su paseo matinal.

El Gobierno municipal ejecuta así el cierre de un albergue provisional cuya gestión la Ciudad nunca quiso para sí. El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, no ha dejado de insistir en que la responsabilidad sobre estos niños y adolescentes debía recaer en la Administración General del Estado, pese a que la gestión de los menores es competencia de la Administración Local. El portavoz del Gobierno, Alberto Gaitán, aseguraba ayer mismo que la Ciudad no había adoptado todavía ninguna decisión acerca de si tutelará o no a estos menores.

Tras la clausura del Santa Amelia, el Gobierno trabaja en el cierre del polideportivo La Libertad, donde durante las últimas semanas han sido acogidos los marroquíes adultos que quedaron atrapados en Ceuta tras el cierre de la frontera. La Ciudad confía en que España y Marruecos lleguen a un acuerdo para la repatriación de todos ellos, una posibilidad que, en las actuales circunstancias, parece incierta.

Por lo pronto, la Policía Nacional ha comenzado a filiar a los marroquíes que días atrás se negaron a utilizar el “pasillo humanitario” abierto por Marruecos para el retorno de sus nacionales. Todos ellos serán objeto de un expediente de expulsión que se ejecutará en cuanto las circunstancias originadas por la crisis sanitaria lo permitan.

Comentarios