Crisis del coronavirus

La Policía Local se hace cargo desde ayer de la vigilancia sin el apoyo que le venían prestando vigilantes privados

El Gobierno local no descarta cerrar La Libertad si Delegación no garantiza la seguridad

Los últimos incidentes acaecidos en el pabellón La Libertad, donde a día de hoy se encuentran acogidos unos 150 migrantes y trabajadores transfronterizos marroquíes, ha llevado a la Ciudad a plantear la posibilidad de cerrar las instalaciones. El portavoz del Gobierno local, Alberto Gaitán, ha instado una vez más a la Delegación del Gobierno a garantizar la seguridad en el recinto o, si las circunstancias fuerzan a ello, se clausure la instalación.

La petición del consejero, reiterada desde la Ciudad en varias ocasiones a la Administración central, se plantea después de que el Gobierno municipal encomendara la vigilancia de las instalaciones a la Policía Local en exclusiva. Ayer mismo, la empresa de seguridad que, junto con los agentes del cuerpo, venía prestando labores de control y seguridad en el pabellón dejó de hacerlo.

También ayer, tras la marcha de los vigilantes privados, se registró la fuga de una treintena de los extranjeros que ocupan el polideportivo.

Comentarios