Crisis del coronavirus

Hadú-Almadraba advierte: "Vamos a tardar muy poquito en pedir el rescate del servicio"

Parada de autobús en Loma Colmenar (C.A./ARCHIVO)
photo_cameraParada de autobús en Loma Colmenar (C.A./ARCHIVO)

La empresa que explota el servicio público de autobuses advierte a la Ciudad de la difícil situación económica que atraviesa tras dejar de ingresar 550.000 euros a causa del estado de alarma.

“Va a haber que plantear, por el bien de todos, un consenso con la Ciudad para que rescaten el servicio: vamos a tardar muy poquito en solicitarlo”. El portavoz de la empresa de autobuses Hadú-Almadraba, Manuel Cuéllar, ha advertido de que la actual situación económica del servicio público de transporte urbano resulta inviable sin el compromiso del Gobierno municipal.

La empresa adeuda a su plantilla el 50% del salario del último mes, una situación que imputa a las pérdidas registradas durante los dos meses de vigencia del estado de alarma. De momento, los trabajadores arrancaban este martes con una protesta que mantenía parados los autobuses en sus cocheras.

Cuéllar reclama a la Ciudad el reconocimiento por escrito de las compensaciones a las que, según defiende, tiene derecho la empresa. “Hay fundamento jurídico suficiente al amparo de reales decretos –argumenta el representante de la empresa- La Ciudad está obligada a hacerse cargo del equilibrio económico de la empresa porque nosotros prestamos un servicio sin recibir nada a cambio”. La empresa estima en 550.000 euros la cantidad que ha dejado de ingresar a lo largo de los dos últimos meses.

La empresa reunía ayer su consejo de administración para evaluar la actual situación. La dirección se muestra comprensiva con las demandas de los trabajadores, al tiempo que exige a la Ciudad un reconocimiento documentado de las compensaciones que reclama Hadú-Almadraba para, al menos, poder negociar préstamos con los bancos para cumplir con sus obligaciones hacia la plantilla.

“Están mirando para otro lado, y ya no sé si lo que se pretende es agotar económicamente a la empresa: si es así, que rescaten ya el servicio, porque de este modo no podemos seguir”, lamenta Cuéllar.

Comentarios