Crisis del coronavirus

Crisis del coronavirus

Tres monitoras de Digmun regresan de urgencia desde Martinica

Las tres monitoras de Digmun que han viajado a Martinica (CEDIDA)
photo_cameraLas tres monitoras de Digmun que han viajado a Martinica (CEDIDA)

Las miembros de la asociación habían viajado a la isla para recibir formación sobre un proyecto europeo.

Tres monitoras de la asociación Digmun se han visto obligadas a retornar desde la Martinica a España ante la crisis de salud pública desatada internacionalmente por la pandemia del coronavirus. Las jóvenes viajaron a la isla para recibir formación de un proyecto europeo que, finalmente, ha sido suspendido.

La asociación había sido seleccionada para un proyecto europeo dentro del marco de las subvenciones del Programa Erasmus Plus. Este proyecto, llamado “El Sabor de la Fusión en el Aprendizaje”, se debía poner en práctica junto a dos países más: Francia y su departamento de ultramar Martinica e Italia. La iniciativa iría dirigida al grupo de mujeres de los talleres que Digmun lleva a cabo, concretamente el grupo más avanzado en lecto-escritura, ya que el nivel de español tanto en comprensión como en expresión oral y escrita permitirá desarrollar el proyecto con menos dificultad.

 

El proyecto

Esta iniciativa pretende fomentar el aprendizaje de la lengua castellana y pone a prueba un camino innovador en la enseñanza de la lengua. A través de una metodología muy enriquecedora y cercana a las alumnas, utilizarán la fusión de  recetas de cocina que se convertirán en la herramienta principal para la adquisición de competencias claves en la alfabetización de estas mujeres,  en riesgo de exclusión social, a través de un enfoque multisensorial.

La metodología consiste en el procesamiento de nueva información a través de los diferentes canales sensoriales como es el olfato, el gusto o el tacto.

Este proyecto comenzó con una formación inicial en Martinica para todos los países participantes. El pasado 12 de marzo la Asociación Digmun envío a tres monitoras: una de ellas es la coordinadora de los proyectos de Digmun, la otra es la que se responsabilizará de este nuevo proyecto y la tercera es una monitora que ha estado trabajando con las mujeres en los talleres.

Entre los objetivos del proyecto se establecía el primer encuentro con los diferentes países socios, para llevar a cabo la formación y dar comienzo a la iniciativa. Debido a las desafortunadas circunstancias en las que nos encontramos,  los compañeros italianos, no pudieron desplazarse y formar parte de este primer meeting. Por lo que la formación sólo contó en un principio, con tres países participantes. Ante la gravedad de la situación que se estaba viviendo en todo el mundo, se decidió suspender posteriormente la formación cuando sólo se había realizado la primer sesión formativa en la que sólo se llevaron a cabo unas dinámicas de grupo para conocer a todos los participantes. Al día siguiente de comenzar la formación, debido a la situación de alarma en la que se encontraba España, tanto el equipo francés, como el equipo ceutí tuvieron que abandonar Martinica y volver a España después de algunos contratiempos.

Actualmente la Asociación se encuentra a la espera de ver cómo se desarrollan los acontecimientos para volver a retomar con normalidad este interesante proyecto y retomar la formación aunque sea a distancia.

Comentarios