Crisis del coronavirus

El plazo para solicitar el ingreso mínimo vital se abre el 15 de junio

Los ministros Iglesias, Montero y Escrivá, durante la rueda de prensa ofrecida celebrada ayer tras el Consejo de Ministros (MONCLOA)
photo_camera Los ministros Iglesias, Montero y Escrivá, durante la rueda de prensa ofrecida celebrada ayer tras el Consejo de Ministros (MONCLOA)
El cierre al público de los Centros de Atención e Información de la Seguridad Social (CAISS) recomienda recurrir a los servicios de la sede electrónica de la Seguridad Social para presentar las solicitudes.

El Gobierno central ha informado de que el plazo de solicitud para ser beneficiario del ingreso mínimo vital se abrirá el próximo 15 de junio. Debido a la situación sanitaria, los Centros de Atención e Información de la Seguridad Social (CAISS) permanecen cerrados al público, lo que hace recomendable recurrir a los servicios electrónicos de la sede electrónica de la Seguridad Social para presentar las solicitudes.

Para dar tiempo a que los interesados puedan disponer de la información y documentación necesarias y evitar la pérdida de derechos, las solicitudes presentadas durante los tres primeros meses (hasta el 15 de septiembre de 2020) tendrán, si son aprobadas, efectos económicos desde el 1 de junio de 2020, siempre que los requisitos se cumplan en dicha fecha. En caso de no cumplirlos en esa fecha, los efectos económicos se fijarán el día primero del mes siguiente a aquel en que se cumplan los requisitos.

La solicitud será multicanal. Se podrá presentar a través de la sede electrónica de la Seguridad Social o enviando la documentación por correo ordinario, y en los Centros de Atención e Información de la Seguridad Social (CAISS) cuando retomen la atención al público. Para facilitar información a los posibles beneficiarios, se pondrá en marcha un teléfono 900 y un simulador en la página web de la Seguridad Social, donde también se podrán consultar dudas a través del asistente virtual, informándose adecuadamente en cuanto estén operativos.

 

850.000 hogares

El Consejo El Consejo de Ministros aproaba ayer el real decreto-ley por el que se pone en marcha el ingreso mínimo vital, la nueva prestación concebida para  personas en situación de vulnerabilidad.

Según las estimaciones, la prestación podría alcanzar los 850.000 hogares beneficiarios, en los que viven más de 2,3 millones de personas, con especial incidencia en los hogares con niños. De hecho, de los 2,3 millones de potenciales beneficiarios, un 30% son menores. También habrá una incidencia mayor entre los hogares monoparentales, que supondrán el 16% de los beneficiarios. Dentro de ellos, casi un 90% están encabezados por una mujer.