Crisis del coronavirus

El presidente Vivas amenaza con cerrar el pabellón donde están acogidas 135 personas si Marruecos no se las lleva

Residentes Ceuta y la prensa marroquí aseguran que Rabat repatriará a sus nacionales atrapados en la ciudad

El traslado desde Melilla ya ha comenzado. Mientras, en Ceuta, el presidente de la Ciudad amenaza con cerrar el pabellón donde acoge a los marroquíes si no se los llevan.

melillaEl proceso de repatriación de los marroquíes que se encontraban atrapados en Melilla ya ha comenzado (a la izquierda, en la fotografía, los repatriados aguardan a cruzar la frontera). Esta misma tarde, un contingente de 200 personas cruzaba la frontera tras semanas de espera en la ciudad española. La operación contempla la vuelta de unos 500 marroquíes a sus casas. Los repatriados serán enviados a la localidad de Saidia, donde se les someterá a controles médicos.

Según informa el diario “Le 360”, las repatriaciones también beneficiarán a los marroquíes que actualmente se encuentran acogidos en Ceuta. La asociación “Residentes Ceuta” también ha asegurado, remitiéndose a fuentes de Audanas de Marruecos, que los 135 nacionales del país vecino que actualmente se hallan confinados en el pabellón “La Libertad” también regresarán a casa antes de la celebración de la fiesta de Fin de Ramadan (Eid al Fitr). “Se va a hacer en los próximos días, horas”, ha explicado el presidente de la entidad Abdelmalik Mohamed.

 

Amenaza de la Ciudad

Mientras, la Presidencia de la Ciudad emitía esta tarde un comunicado en el que reclamaba que el Gobierno del país vecino repatriase a los 135 marroquíes de “La Libertad”. El Gobierno local ha hecho este anuncio después de que se conociera la intención de Rabat de facilitar la repatriación de sus nacionales atrapados en Melilla.

“El Gobierno de la Ciudad, en el caso de que se produjera solo la repatriación de los marroquíes bloqueados en Melilla, no descarta la posibilidad de cerrar el polideportivo de La Libertad como recurso de alojamiento extraordinario y temporal, siempre que así lo permitan las razones sanitarias y legales”, amenaza el Gobierno local en un comunicado.

La Ciudad estima que confía en que de manera simultánea a la repatriación prevista en Melilla se proceda a la vuelta a su país de los marroquíes acogidos en Ceuta. “De lo contrario, sería un tratamiento discriminatorio absolutamente incomprensible”, sostiene.

El presidente Juan Vivas ha convertido el acogimiento y mantenimiento de los marroquíes atrapados en la Ciudad en un frente abierto en sus relaciones con el Gobierno central. Vivas sostiene que el gasto del mantenimiento de los marroquíes, asumido ahora por la Ciudad, es competencia de la Administración Central.

Comentarios