Crisis del coronavirus

El servicio de autobuses parará este martes si no se satisfacen las demandas de la plantilla

Autobús de la línea 8, estacionado junto al Mercado Central (C.A.)
photo_cameraAutobús de la línea 8, estacionado junto al Mercado Central (C.A.)

Los trabajadores reclaman garantías sobre el pago de sus salarios y esperan algún gesto del Gobierno municipal que evite la movilización.

El futuro inmediato del servicio público de autobuses, zarandeado por las consecuencias de la crisis sanitaria, está en manos de la Ciudad. Ésta es, al menos, la percepción de los trabajadores de la empresa Hadú-Almadraba, quienes aguardan que un gesto del Gobierno municipal evita la paralización del servicio, acordado la pasada semana por la plantilla.

Los trabajadores piden garantías para el pago de sus salarios, ya que la empresa les adeuda todavía el 50% de las retribuciones correspondientes al últimos mes.

El vicepresidente tercero del Gobierno local, Javier Guerrero, adelantó a finales del pasado mes que la Ciudad estudiaría prestar algún tipo de apoyo económico a Hadú-Almadraba, aunque todavía no ha trascendido ni cómo ni cuándo se hará efectiva esta ayuda.

Con la declaración del estado de alarma, el número de usuarios del servicio llegó a caer en un 90%. La empresa sostiene que en la actualidad no recauda lo suficiente como para afrontar el pago de nóminas y seguros sociales.

Hadú-Almadraba mantiene que la Ciudad le adeuda 400.000 euros entre compensaciones y facturas.

Paralelamente, Caballas ha reclamado la municipalización del servicio bajo el argumento de que no existe ninguna relación legal vigente entre la empresa y la Ciudad, ya que el periodo de concesión ha concluido.

Comentarios