Crisis del coronavirus

Los materiales demandados son gafas, guantes, pantallas de protección facial, batas impermeables y mascarillas FPP2 y FPP3

El SMC demanda a Ingesa y le pide medios de protección para los sanitarios en 24 horas

Protesta de médicos interinos en 2017 (C.A./ARCHIVO)
photo_camera Protesta laboral de médicos interinos ante las puertas del Hospital (C.A./ARCHIVO)

La organización sindical ha interpuesto una demanda en el Juzgado de lo Social por la que pide "medidas cautelarísimas" que garanticen la integridad de los profesionales de la salud.

El Sindicato Médico de Ceuta (SMC) ha interpuesto esta mañana una demanda contra el Instituto de Gestión Sanitaria (Ingesa) ante el Juzgado de lo Social por la que solicita la adopción de medidas cautelarísimas para garantizar sistemas de protección suficientes para los profesionales sanitarios en la ciudad frente al coronavirus.

demandaLa demanda reclama el “aprovisionamiento urgente e inmediato en el término de 24 horas” de los recursos necesarios para la protección del personal del Hospital Universitario de Ceuta, los centros de salud de Atención Primaria, los servicios de urgencia y emergencia del SUAP y del 061. Los materiales demandados son gafas de protección ocular, guantes de protección, pantallas de protección facial, batas impermeables, mascarillas FPP2 y FPP3 y prendas de protección de cuerpo completo.

En un comunicado, el Sindicato asegura que esta acción judicial está respaldada por las peticiones de trabajadores de la sanidad ceutí que se quejan por no disponer de los medios necesarios para protegerse del virus en su labor cotidiana. “Es una medida que el organismo ha considerado imprescindible en prevención de la salud, tanto de los trabajadores de la sanidad como de los ciudadanos que acuden a los centros asistenciales de la ciudad de Ceuta”, explica la organización sindical en su nota.

SMC advierte del riesgo que supone para la población que los profesionales de la sanidad pública caigan enfermos en plena emergencia de salud pública. “Al resultar contagiados se debilita nuestra primera línea de defensa contra el virus y pueden, a su vez, ser una importante fuente de contagio no controlada”, subrayan los médicos. Además, alerta de que la situación geográfica de la ciudad hace más vulnerable a la población en el caso de que se supere la fase de contención y se llegue a la de propagación.

Comentarios