Crisis del coronavirus

Concentración ante el Hospital Universitario

El Sindicato Médico pide respeto y justicia para los médicos de familia de Ceuta

protesta médicos
photo_camera El presidente del Sindicato Médico, Enrique Roviralta, (en primer término), durante la protesta protagonizada este viernes por los médicos de familia (CEDIDA)

Los especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria han sido infravalorados, pisoteados y ninguneados por los servicios centrales del Ingesa, según el manifiesto leído este viernes. 

El Sindicato Médico de Ceuta se ha concentrado este viernes en defensa de los especialistas del área de Medicina de Familia ante la resolución de la última Bolsa de Empleo publicada por el Ingesa.

En este documento, la Administración informa de que la experiencia profesional realizada por estos profesionales en otras áreas, como Urgencias, Pediatría, el 061 o el SUAP, contará solamente un tercio en comparación con la llevada a cabo en su categoría de Medicina de Familia.

La bolsa, según el Sindicato, no tiene en cuenta la pandemia actual ni la situación específica de Ceuta en torno a la sanidad y perjudica claramente a los médicos pertenecientes a Medicina de Familia, con un baremo excluyente y humillante para esta categoría profesional.

El presidente del Sindicato Médico, Enrique Roviralta, ha manifestado que "lo lamentable es que se trata de una resolución sin acuerdo ni pacto con los sindicatos". Ha añadido que "no hubiera costado nada hacer una modificación en un punto y esto se hubiera aclarado".

Estos médicos ven pacientes y hacen un trabajo que "nadie quiere hacer". Roviralta ha subrayado que "es difícil encontrar a médicos que quieran ver a niños sin ser pediatras o atender las urgencias". Y mientras, el Ingesa no les da el complemento covid como se hace en la Península, ha añadido el presidente del sindicato. 

"Queremos que vean que se han equivocado y que de sabios es rectificar, que nos escuchen y que modifiquen el punto referido antes del 1 de febrero que entra la resolución en vigor", ha indicado el responsable del Sindicato Médico. Roviralta ha recalcado que esto es "humillante y vejatorio". 

Manifiesto

Ante todo, queremos haceros llegar nuestro agradecimiento por haberos acercado aquí en solidaridad con los compañeros de Medicina Familiar y Comunitaria. En estos momentos, es fundamental mantenernos unidos para lograr que se respeten los derechos de los profesionales sanitarios y que, en una situación tan complicada como la actual, nuestra primera línea de lucha contra el virus sea valorada con justicia y respeto.

Hoy, los sanitarios de distintas áreas y especialidades, nos juntamos para denunciar el trato humillante, vejatorio, denigrante y totalmente injustificado que están recibiendo los médicos de Familia tras la publicación de la Bolsa de Empleo Temporal por parte del Ingesa. En este documento se penaliza a los profesionales de Familia de cara a futuro por haber estado trabajando en otras áreas, como Urgencias o Pediatría, una labor que estos médicos están obligados a realizar de manera habitual en Ceuta, además de por la incidencia del COVID-19, por la falta permanente de facultativos en algunos servicios.

Este contexto no es provisional, sino que lleva siendo una situación estructural desde hace años. Por ello, el Sindicato exige una vez más que se considere Ceuta como un área de difícil desempeño, se comiencen a realizar medidas conforme a las necesidades específicas de nuestra ciudad y se deje de vapulear a los profesionales sanitarios.

Los especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria han sido infravalorados, pisoteados y ninguneados por los servicios centrales del Ingesa. Nuestra Administración parece ser ajena a la realidad actual que atraviesa Ceuta desde hace años y toma medidas ilógicas en contra de los pilares básicos del sistema de salud, los sanitarios.

El Sindicato Médico sale en defensa de estos profesionales, igual que ellos lo han hecho siempre buscando la seguridad de toda nuestra ciudadanía, incluso cuando suponía poner en riesgo su bienestar físico y mental. No podemos permitir que se maltrate a los médicos de Familia, ni a ningún otro colectivo, con medidas que son denigrantes y ponen su futuro en la cuerda floja.

Nuestra demanda hacia el Ingesa es clara: exigimos frenar este tipo de comportamientos que comienzan a ser habituales desde la Administración y reclamamos que se modifique de inmediato el baremo de la Bolsa de Empleo para ofrecer un trato justo a nuestros médicos de Familia.

No debemos mantenernos estáticos ante tales injusticias, nuestros sanitarios merecen nuestro reconocimiento con hechos, no solo con palabras. Hoy son los médicos de Familia, pero este precedente es solo un hecho más que hace tambalearse nuestro sistema de salud.

Comentarios