Crisis del coronavirus

El Sindicato Médico denuncia que los profesionales del 061 usan una morgue como sede

Una unidad móvil del 061, estacionada ante el servicio de Urgencias del Hospital (CEDIDA)
photo_camera Una unidad móvil del 061, estacionada ante el servicio de Urgencias del Hospital (CEDIDA)

“Allí, el comedor es la sala de autopsias, los lugares donde se descansa son los habitáculos que estaban destinados a albergar los restos mortales para ser velados por familiares”, relata el Sindicato Médico.

Los profesionales del 061 duermen en un recinto concebido para la conservación de cadáveres, comen sobre una mesa de autopsias y soportan las bajas temperaturas consustanciales a una morgue. Éstas son las condiciones en las que, según denuncia el Sindicato Médico de Ceuta (SMC), han de desarrollar su trabajo los médicos, enfermeros y técnicos del servicio.

Según relata el sindicato en un comunicado, a finales de 2011 el servicio fue ubicado en el espacio destinado a la morgue del Hospital Universitario. “Allí, el comedor es la sala de autopsias, los lugares donde se descansa son los habitáculos que estaban destinados a albergar los restos mortales para ser velados por familiares”, denuncia. Dada a naturaleza de las instalaciones, el lugar carece de ventilación y está climatizado para las bajas temperaturas que requiere un espacio destinado a la conservación de cadáveres. La organización sindical recuerda que en 2017 la por entonces ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, anunció en Ceuta el traslado de la sede del 061 al edificio de la Mutua de Otero, proyecto que todavía no se ha ejecutado.

El SMC critica con dureza las carencias de personal y recursos materiales que asegura se vienen arrastrando desde hace dos décadas, tiempo en el que el 061 no ha contado con una sede definitiva y en el que los profesionales sanitarios han debido soportar difíciles condiciones de trabajo. “Los profesionales de emergencias (médicos, enfermeros y técnicos sanitarios) han dormido, comido y convivido, durante las escasas horas del día y de la noche en las que no están atendiendo avisos, en el suelo de los  despachos del Centro Coordinador de Urgencias, compartiendo hasta cuatro personas una consulta con literas en el SUAP o en otros lugares no habilitados adecuadamente”, se quejan los representantes de los médicos en su nota.

El sindicato afirma que el 061 solo dispone de dos unidades móviles para atender las urgencias y emergencias extrahospitalarias. Además, revela que a comienzos de este mes, el servicio solo disponía de dos médicos operativos debido a las bajas, fundamentalmente motivadas por contagios de covid-19.

El panorama dibujado por los médicos se agrava con la relación de una serie de deficiencias entre las que el SMC cuenta problemas de organización, retribución, complementos salariales (peligrosidad, nocturnidad), movilidad de los facultativos, igualdad de las condiciones laborales con el resto de servicios de emergencia nacionales o falta de profesionales, entre otros. Según critica el sindicato, la respuesta del Instituto de Gestión Sanitaria (Ingesa) a estas demandas ha sido el silencio. “Ingesa debe frenar su actitud pasiva y abrir los ojos ante la realidad de la sanidad local, con una situación que necesita arreglarse de forma urgente”, concluye el SMC.

Comentarios