Crisis del coronavirus

El virus prospera en los centros de migrantes y gracias a la movilidad “incontrolada” de los ceutíes

Instalaciones del Hospital Universitario de Ceuta (C.A.)
photo_camera Instalaciones del Hospital Universitario de Ceuta (C.A.)

El Servicio de Medicina Preventiva del Hospital Universitario sostiene en su último informe que desconoce el "manejo epidemiológico" de los brotes que se han detectado en los centros de migrantes. 

La quinta onda epidémica de coronavirus se ha alimentado en Ceuta de los brotes registrados en las instalaciones habilitadas para la acogida de migrantes y en la movilidad “incontrolada” y la interacción social protagonizada por los ceutíes durante este verano. Así lo confirma el último informe epidemiológico elaborado por el Servicio de Medicina Preventiva del Hospital Universitario, donde se subrayan las “malas condiciones de habitabilidad” en las que se hallan, en particular, los migrantes instalados en las naves de El Tarajal.

El documento advierte de que los especialistas del Servicio carecen de información acerca de gestión que se estaría haciendo de los brotes aparecidos en los centros de acogida de migrantes. Esta situación haría difícil establecer una predicción sobre la próxima evolución de los casos. “No es predecible en este periodo dada la aparición de brotes en centros de acogida de los que desconocemos el manejo epidemiológico que se realiza, y si son cribados o se realizan por sintomatología evidenciable, ya que la decisión de realizar o no cribados predetermina la probabilidad de que aparezcan casos”, se asegura en el informe.

Con todo, los expertos estiman que cabe esperar una estabilización de la onda epidémica en valores altos por encima de los 400 casos por 100.000 habitantes. Según el Servicio de Medicina Preventiva, la actual situación establecería la necesidad de vacunar hasta un total del 87,5% del total de la población para alcanzar la inmunidad de grupo.

zx21zx22

Contagios y edad

La edad media de los contagiados a lo largo de esta quinta onda epidémica, que se estima inaugurada el pasado 1 de julio, es baja: 28,8 años. El 49% no había recibido ninguna dosis de la vacuna contra el covid-19.

Según revela el documento del Servicio de Medicina Preventiva, de los 14 enfermos ingresados en el Hospital Universitario, 5 están vacunados. La edad media de los hospitalizados ronda los 41,5 años. El más joven tiene 28.

La incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes en los últimos catorce días alcanza sus valores más altos entre la población de menor edad. Mientras el conjunto del número de casos diagnosticados en Ceuta se eleva a 459, la cifra se dispara hasta los 613 en el tramo de edad entre los 12 y los 19 años y hasta los 638 para las personas con edades comprendidas entre los 20 y los 29.

Comentarios