Cultura

el fuerte de san amaro o el almacén de abastos esperan todavía su restauración

Defensa endosa a la Ciudad la rehabilitación del patrimonio histórico bajo su titularidad

Imagen del antiguo Almacén de Abastos (J. Ch.)
photo_camera Imagen del antiguo Almacén de Abastos (J. Ch.)

El Ministerio de Defensa se apoya en las concesiones demaniales a la Ciudad para endosar a la administración municipal la restauración del patrimonio histórico del que es titular. 

El Ministerio de Defensa ha encontrado en la Ciudad un inmejorable aliado para sobrellevar la carga que la Historia ha depositado sobre sus espaldas y, para mayor zozobra de administración central, sobre sus presupuestos. El pasado militar de Ceuta ha plagado el término municipal de un sinfín de construcciones e hitos cuyo estado es, en no pocos casos, deplorable.

Las concesiones demaniales a la Ciudad son una práctica a la que Defensa ha recurrido para endosar a la administración la responsabilidad de la rehabilitación del patrimonio histórico bajo su titularidad.

Los términos de los acuerdos suscritos entre el Ministerio y la Ciudad revelan la proclividad de Defensa a desembarazarse de cualquier responsabilidad sobre el patrimonio que queda bajo su tutela.

Estado actual del Fuerte de San Amaro (C.A.)Estado actual del Fuerte de San Amaro (C.A.)

El 30 de mayo de 2016 la por entonces consejera de Educación, Mabel Deu, firmaba con el Ministerio de Defensa el acuerdo por el que la Ciudad recibía el inmueble del antiguo Almacén de Intendencia de Rampa de Abastos, un inmueble que data del siglo XVIII. La administración local recibía el edificio en régimen de concesión por un periodo de 20 años con la encomienda de su rehabilitación. Las arcas municipales habrían de financiar la restauración del edificio que, tras las obras, debería acoger el Archivo General de la Ciudad y un museo militar en el que, a su vez, se integraría una sala de interpretación del significado histórico de la construcción.

Defensa se reservaba la última palabra sobre las obras, aunque el coste de las mismas habría de ser financiado por la Ciudad, que también correría con los gastos de conservación y mantenimiento. Dos años después, la actuación prevista todavía no se ha ejecutado.

Más antigua es la concesión demanial por la que la Ciudad Autónoma recibía de Defensa el Fuerte o Castillo de San Amaro, construido a principios del siglo XVII y sumido en un estado de alarmante deterioro. Al igual que el Almacén de Intendencia, el Fuerte de San Amaro goza de la protección que le concede su consideración de Bien de Interés Cultural (BIC).

Los términos de la concesión, que se remonta a octubre de 2011, fueron redactados en la misma línea que el correspondiente al inmueble de la Rampa de Abastos: Defensa se reservaba el derecho a aprobar el proyecto de obra propuesto por el Ayuntamiento, se guardaba de considerarse ajeno a cualquier responsabilidad que a consecuencia de las obras se pudiera contraer con terceros y se garantizaba que fuesen las autoridades municipales las que se encargasen del procedimiento de desalojo de los “okupas” que se habían instalado en la destartalada edificación.

Particularmente interesante resulta una de las estipulaciones recogidas en el documento de concesión. Los militares establecían que la Ciudad Autónoma se habría de comprometer a rehabilitar el inmueble para destinarlo a servir de albergue a los actos de conmemoración del sexto centenario de la toma de Ceuta por Portugal. 2015, año en el que se cumplieron los 600 años de la llegada de los portugueses a la ciudad, transcurrió sin que se celebrara acto alguno. La rehabilitación continúa, a día de hoy, sin acometerse.

Comentarios