Cultura

INTERCAMBIO CULTURAL

Esther Úbeda: "Tingitana es el inicio de muchas actividades artísticas, educativas y culturales"

tingitana Juanma
photo_camera Tingitana ha reunido a artistas de muchas disciplinas y nacionalidades/ A. SEMPERE

Esther Úbeda, una de las organizadoras de Tingitana, el encuentro multicultural en el norte de África celebrado este fin de semana en Ceuta, valora la respuesta del público y entiende que ahora arranca el verdadero proyecto formativo, educativo y cultural donde los jóvenes serán los protagonistas.

Esther Úbeda asegura que "estamos muy satisfechos porque ha habido mucha participación en todas las actividades, incluso se han superado las expectativas en temas internacionales, a nivel europeo. Tingitana nos va a aportar mucho porque en breve empezamos con las colaboraciones".

En cuanto a la organización lamenta que "esta ciudad es muy complicada en temas de acceso, hemos tenido problemas en la Frontera, retrasos en los barcos y tuvimos que reajustar muchos horarios de las actividades. Hemos estado con la lengua fuera cuando hemos trabajado mucho para que estar más relajados y atender muy bien a todo el mundo. El sábado nos sorprendió la lluvia y un par de actividades se trasladaron al domingo.

De la respuesta del público señala que "ha sido muy buena, no paramos de recibir felicitaciones, mensajes de todo tipo. Todas las actividades han estado llenas, salvo en las Murallas Reales, pero allí el aforo es muy grande, enorme".

 

Proyecto a largo plazo

Tingitana es un proyecto que arrancó a finales del 2013, pero llevaba años gestándose. "No se da uno esta paliza para una sola edición, ahora arranca el verdadero trasfondo de Tingitana porque el festival es el punto de partida. Estamos hablando de un proyecto formativo, educativo, de mecenazgo artístico; a partir de octubre arrancan talleres para gente joven, con intercambio de alumnos y profesores de Marruecos para formar a chavales en distintas actividades artísticas. Queremos que expongan en próximas ediciones junto a los artistas que vengan de fuera. Esto es un motor de arranque de muchas actividades artísticas, educativas y formativas", enfatiza.

Esther Úbeda recuerda que "llevamos meses en contacto con asociaciones culturales de Marruecos que trabajan la música cruda y veremos cómo funciona en La Sala. Nos han visitado directores de otros festivales a los que hemos presentado el proyecto que queremos ofrecer a los jóvenes a partir de ahora".

La organizadora de Tingitana 2015 se queda "con el subidón de amor, aunque suene muy cursi, después de convivir el fin de semana con los artistas, el aire ha sido distinto estos días en Ceuta. Nos ha visitado mucha gente de Marruecos tanto a nivel profesional como para ver las distintas actividades. Nos quedamos con ese maravilloso tufo étnico, con el trabajo en equipo", concluye.

Comentarios