Cultura

durante cuatro años

La exposición permanente de Bertuchi abre sus puertas este lunes

Una de las obras de Bertuchi que podrán apreciarse en el Museo de las Murallas Reales/ Internet
photo_cameraUna de las obras de Bertuchi que podrán apreciarse en el Museo de las Murallas Reales/ Internet

La colección, compuesta por una selección de 200 obras pertenecientes al legado del artista, se expondrá en el Museo de las Murallas Reales durante los próximos cuatro años.

El Servicio de Museos, adscrito a la Consejería de Educación y Cultura, abrirá a las 19.00 horas del lunes, día 24, en el Museo de Ceuta de las Murallas Reales, la exposición monográfica Mariano Bertuchi, un pintor en la memoria,  una muestra  conformada por una selección perteneciente al amplio legado del artista, cuyo fiduciario es su nieto, Mariano Bertuchi Alcaide. La singular colección, que permanecerá en Ceuta durante los próximos cuatro años, está integrada por un selecto repertorio de su obra pictórica, en donde se incluyen 90 óleos y 45 acuarelas, así como una muestra significativa de sus creaciones gráficas y un valioso legado documental.

En total, agrupada tanto obra pictórica, como gráfica, dibujos, bocetos, fotografías y objetos personales, la exposición ofrece al visitante dos centenares de obras del insigne pintor granadino.

En la planta baja y zona de acceso se ubican los óleos y acuarelas y en la primera planta se ubica la obra gráfica en la que se incluye una información breve y general sobre la misma. Para una mejor comprensión y contemplación se ha dividido en distintos apartados o formas de expresión cultivadas por el artista: cartelería, postales, sellos e ilustración editorial, acompañados todos ellos por un breve texto.

Respecto a la obra gráfica, es de reseñar que el Servicio de Museos ha digitalizado toda la colección de postales, sellos y dibujos, de los que se expone una pequeña muestra en vitrinas y a través de pantallas táctiles el visitante podrá acceder, si lo desea, a visionar el resto de las obras, que en casos como los sellos, por ejemplo, están clasificados por años, siendo el primero de 1928.

Finalmente, y para cerrar la muestra, se ha llevado a cabo la recreación de su espacio de trabajo con diplomas, medallas y premios recibidos así como con una selección de los utensilios propios de su profesión. Entre ellos, su pequeña silla de metal que en ocasiones sacaba para pintar del natural por la medina de Tetuán, tubos de colores, pinceles, paletas y demás elementos empleados para sus creaciones.

La exposición, cuya entrada es gratuita, podrá visitarse a de lunes a domingo en el siguiente horario: de lunes a sábado, de 10.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 20.00 horas, y los domingos y festivos de 11.00 a 14.00 horas.  

El pintor

Mariano Bertuchi (Granada, 1884 -Tetuán, 1955) forma parte de un conjunto de pintores españoles de la primera mitad del siglo XX parcialmente conocidos pero escasamente valorados a nivel artístico e historiográfico. Considerado por antonomasia como el 'pintor oficial de Marruecos', su proyecto comunicativo se materializó de forma concreta a través de diversos soportes expresivos: carteles de turismo, series de sellos, postales, ilustraciones para revistas y libros, y, en sentido estricto, obras pictóricas.

Su producción iconográfica marroquí habría de ejercer un papel determinante en la construcción de la  que la sociedad española albergó, desde los años veinte hasta bien entrados los sesenta, sobre el Marruecos colonial. La obra de Bertuchi transformaría la percepción negativa de Marruecos, asociada a los diversos conflictos bélicos, en una imagen grata y afable, de un territorio bajo la tutela de España.

Bertuchi fue discípulo en sus inicios del paisajista José Larrocha y de la Academia de Bellas Artes de San Felipe y completó sus estudios en la Escuela Madrileña de Bellas Artes de San Fernando, donde tuvo de profesor a Antonio Muñoz Degraín.

Desatada la Guerra de Marruecos, Bertuchi fue uno de los pintores que junto con periodistas y fotógrafos acompañaron a las fuerzas expedicionarias para informar sobre aquellos hechos. Ya entonces, el artista granadino tenía fama como ilustrador por sus trabajos en Blanco y Negro, La Esfera y Nuevo Mundo, se superaban a la hora de mostrar las mejores fotografías y las más bellas estampas.

Después de ese primer contacto con Marruecos hubo otros muchos y, al final, estableció su residencia permanente en ese país. Sus cuadros fueron ocupando los despachos de los centros oficiales españoles. María Pilar Queralt del Hierro afirmó: “Con ello, iba entronizándose como pintor oficial del Marruecos español del siglo XX”. Además, revistas y publicaciones de las tropas coloniales tuvieron por portada carteles del pintor granadino llenos de motivos como medinas, zocos y paisajes de la zona.

Ya en 1928, Mariano Bertuchi fue nombrado inspector-jefe de los Servicios de Bellas Artes del Protectorado y es entonces cuando empieza a compatibilizar pintura y enseñanza junto con la dirección de instituciones que él mismo crea e impulsa, como las escuelas de Artes Indígenas de Tetuán y Xauen, la Escuela Preparatoria de Bellas Artes de Tetuán y el Museo Marroquí de esa ciudad, donde falleció en 1955.

Comentarios