Cultura

DECLARADO BIEN DE INTERÉS CULTURAL

Un incendio pone en evidencia el precario estado en el que se encuentra el Fuerte de San Amaro

El edificio se encuentra en un apreciable estado de precariedad y abandono pese a contar con la protección que le ofrece su catalogación como Bien de Interés Cultural. 

Un incendio declarado la pasada madrugada ha puesto en evidencia el abandono en el que se halla la construcción del Fuerte de San Amaro, un conjunto levantado a comienzos del siglo XVIII. El edificio se encuentra en estado semirruinoso a pesar de formar parte del conjunto histórico de fortificaciones del recinto del Hacho y estar clasificado como Bien de Interés Cultural (BIC).

El fuego aún permanecía tímidamente activo durante la mañana de hoy, añadiendo un nuevo elemento de desolación al depauperado estado del inmueble.

El Fuerte de San Amaro ha vivido una larga decadencia durante los últimos años que pudo atajarse cuando las autoridades sopesaron la posibilidad de someterlo a restauración aprovechando las anunciadas conmemoraciones del sexto centenario de la toma de Ceuta por los portugueses. La posibilidad de recuperar la construcción a través de la financiación de los fondos europeos FEDER fue finalmente desestimada.

incendio-fuerte-san-amaro-3Imagen tomada a las once de esta mañana en el edificio/ ANTONIO SEMPERE

El conjunto está integrado por el castillo, la plataforma de artillería y las murallas que circunvalan la construcción. El Fuerte fue erigido como una batería que cubría el flanco por donde en 1415 desembarcaron las tropas portuguesas que tomaron Ceuta.

La Ciudad ha sugerido esta mañana como una futura vía para la restauración del edificio la creación de una escuela taller que tenga su asiento en el edificio, aunque reconoce que este proyecto no es sino una mera posibilidad.

 

Situación precaria

La situación del inmueble es, en la actualidad, precaria en extremo. El presidente de la asociación Septem Nostra, José Manuel Pérez, ha reclamado esta misma mañana una actuación urgente. “El edificio puede colapsar y venirse abajo completamente”, ha advertido Pérez.

El activista de Septem Nostra ha señalado al Ministerio de Defensa, propietario del inmueble, como principal responsable del deterioro de esta porción del patrimonio histórico-cultural ceutí. “Lamentablemente, no es el único ejemplo de abandono, pues, por desgracia, buena parte de nuestro patrimonio se encuentra actualmente en ese estado”, ha denunciado.

Pérez ha puesto como ejemplo de desidia de las autoridades otras construcciones, entre las que ha mencionado la porción de muralla que rodea el Hacho por el litoral, la Torre de Santa Catalina y los fuertes de la Palmera y el Quemadero.

Comentarios